¿Revolcar o limpiar la justicia?

¿Revolcar o limpiar la justicia?

No suelen los editores, ni de periódicos ni de revistas, repetir títulos de noticias, ya sea en carátulas o en primeras páginas, pues ha sido tradición titular con alguna originalidad, buscando los vocablos apropiados para referirse al mismo tema. Incluso, se sabe de editores previsivos que cruzaban espías para conocer el título “del otro periódico” para no repetirlo. Acaso no solamente por razones estéticas, sino comerciales, pues con los mismos títulos era indiferente comprar uno u otro periódico. Era competencia comercial, pero a la vez una emulación sobre el conocimiento del idioma y el gusto por el diseño gráfico.

28 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Son tantas las acepciones gramaticales, que los editores no tenían ayer problemas para escoger la palabra más apropiada y castiza para titular, siempre fieles a sus acepciones semánticas.

Valga la digresión para llamar la atención sobre la ya aceptada costumbre de algunos medios de titular con palabrotas, cuyo significado termina en distorsiones atroces del idioma y hasta podría decirse que también se cometerían “crímenes imperdonables” contra nuestra lengua castellana, por parte del autor de una expresión bárbaramente utilizada.

Vamos al grano, porque la introducción ha quedado larga. En los dos periódicos de mayor circulación del país, EL TIEMPO y El Espectador, se publicó la misma noticia con el mimo título. ‘Revolcón a la justicia’, tituló El Espectador; ‘Gobierno presenta revolcón de la justicia’, tituló EL TIEMPO.

Un miembro de la Real Academia Española de la Lengua se habría llevado las manos a la cabeza, desconcertado o incrédulo, porque en Colombia, al pretender “revolcar la justicia” se asimilaría tal hecho a algunos de los eventos traídos en el diccionario de María Moliner: “Tirar alguien al suelo y maltratarle contra él, particularmente el toro al torero, como ‘en el fango’ o ‘por los suelos’ ”. Otras acepciones: “Echarse en el suelo o en un sitio sucio y dar vueltas EN O SOBRE ÉL. Volquearse. Confundir o derrotar al adversario mostrando la superioridad propia, particularmente en una discusión o en unas oposiciones para competición. Humillar a alguien en su presunción o en sus pretensiones, obstinarse en algo”, y con el ‘revolcón’ –acción de revolcar– naturalmente se ensucian los seres humanos, los animales y las cosas.

La palabreja ‘revolcón’ fue introducida por el ex presidente Gaviria en el lenguaje político y seguramente devino del subconsciente porque él sí revolcó la doctrina liberal y llevó a su partido a la derrota y a la humillación, aplicando las acepciones clásicas que sí figuran en el diccionario de la Moliner.

En lo que se refiere a la reforma de la justicia, la propuesta del Gobierno parece bien encaminada, de acuerdo con las explicaciones dadas por el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras.

No se trata, en efecto, de ampliar solamente los períodos de los altos operadores de la justicia, sino también de quitarles las funciones electorales que, por cierto, no han cumplido satisfactoriamente, como no haber podido elegir Fiscal General de la Nación en un año, con grave omisión de sus deberes constitucionales.

Y conveniente resulta también descongestionar los despachos judiciales, mediante métodos excepcionales, para cerrarle las puertas a la impunidad y fortalecer instituciones como la tutela, incluso contra sentencias judiciales, pero ejercida dentro de parámetros que no permitan abusar de ese recurso, en buena hora establecido por el constituyente.

En fin, lejos de revolcar la justicia, es necesario limpiarla de todo vicio.

edmundolopezg@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.