De paso por la carrilera en Bogotá

De paso por la carrilera en Bogotá

Si en Bogotá no ocurren más accidentes en los casi 40 kilómetros de vía férrea que se extienden por la ciudad, es porque Dios es grande... y el tren va despacio.

28 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

A esa conclusión se puede llegar después de que un equipo periodístico de EL TIEMPO y dos ingenieros ferroviarios se dieron a la tarea de recorrer varios tramos de la vía para constatar su estado.

En el eje urbano del ferrocarril –que conecta a Bogotá con Facatativá (occidente) y con Boyacᖠse encontraron fallas técnicas en el conjunto de los rieles, falta de mantenimiento en las vías, mucha imprudencia por parte de conductores y peatones y escasa presencia de autoridad.

Aunque la vía Nordeste sólo la utilizan El Turistrén –con pasajeros los fines de semana– y Argos –para transportar cemento desde Sogamoso (Boyacá)– no deja de ser un peligro para la seguridad vial.

Según Hernán García, director de la Asociación de Ingenieros Ferroviarios de Colombia, la mayoría de las uniones de los rieles o juntas no están soldadas; de ahí el sonido de traqueteo del tren. Además, la mayoría de traviesas que unen los rieles se encuentran podridas por la falta de inmunización; las cunetas, que son la vía de la carrilera, están taponadas y la cantidad de balasto no es la adecuada para mantener la estabilidad.

Además, las traviesas tienen que ser o todas en madera o todas en cemento, algo que no se está cumpliendo.

“A Fenoco, que tiene la concesión, no le interesa realizar los mantenimientos dentro de la zona urbana”, denunció el experto. EL TIEMPO trató de hablar con la entidad, pero no quiso pronunciarse.

“Ellos no realizan las reparaciones porque la vía no les parece rentable”, considera el ingeniero. Y agregó que “las fallas hacen que el operador del tren disminuya la velocidad a 15 kilómetros por hora”.

Según un vocero de Argos, en lo corrido del año se han presentado dos descarrilamientos de trenes fuera del perímetro urbano. Por su parte, la Secretaría de Movilidad aseguró que sólo ha ocurrido un accidente por choque, en el área metropolitana de Bogotá, dos menos que en el 2009.

Para el ingeniero Fernando Rey (asesor para el tren de cercanías) “en la línea norte no hay peligro inminente porque el volumen de trenes es mínimo” y, además, “los corredores están siendo subutilizados. Esto cambiará con la llegada del tren de cercanías”.

“Este nuevo sistema de movilidad pretende aprovechar el mismo sistema que ya existe para pasar por la NQS”, dijo Rey y aseguró que “los pasos de esa vía tienen que ser construidos a desnivel”.

El Ferrocarril de Occidente, que sólo es usado para llevar a Facatativá los vagones y las máquinas dañadas, es el más deteriorado. Además de fallas técnicas, existen muchos cruces a nivel piratas. No hay casetas, señales ni barreras que prevengan a los peatones y conductores, especialmente en Fontibón.

La mayoría hace caso omiso a las pocas señales preventivas de los cruces, cuyas normas están estipuladas en el Código de Tránsito (Ley 769 de 2002).

“Los transeúntes que caminan sobre la línea férrea están cometiendo una imprudencia y una infracción”.

“En algunas de las intersecciones férreas intervenidas no fue posible la instalación de todas las señales existentes en los diseños, en razón de ciertos inconvenientes de tipo técnico”, aclaró la entidad, mediante un comunicado.

RESPUESTA DE LAS ENTIDADES ENCARGADAS ACERCA DE LAS VÍAS FÉRREAS.

La falta de mantenimiento no fue justificada. Margarita Lavado Jiménez, de Fenoco, nunca respondió las inquietudes de EL TIEMPO hechas hace más de 20 días. Según ella, la presidencia nunca se pronunció. Por su parte, la Secretaría de Movilidad dijo que existe un trabajo con Fenoco: un convenio interadministrativo celebrado entre el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), la Secretaría Distrital de Movilidad (SDM) y el Instituto Nacional de Concesiones (Inco), el cual tiene como objeto “aunar esfuerzos técnicos, administrativos y financieros entre las partes para regularizar provisionalmente los pasos a nivel de la vía férrea en el área urbana de la ciudad de Bogotá, con el fin de garantizar la seguridad ciudadana, la movilidad y la conectividad de la ciudad”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.