En Medellín, crearon su versión de Mayumaná

En Medellín, crearon su versión de Mayumaná

El grupo de danza y percusión Mayumaná nació hace 13 años en Tel Aviv, Israel. Además de un mensaje de unidad artística e identidad cultural, en la tarima le apuesta a una mezcla de sonidos y de géneros a través de instrumentos de cámara, folclóricos y otros no convencionales, como botes de basura, tarros y palos.

26 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Su experiencia se replica ahora en Medellín, donde, estudiantes de licenciatura en Educación y de diversas áreas de música crearon ‘El barco va, el barco viene’. Quieren demostrar que, aunque viven en una ciudad violenta, no se resignan y quieren crear. Aprender a mover el cuerpo y no permitir que éste siga entumecido por el miedo, es el mensaje de resistencia que quieren dar.

Así será la obra Se trata de una obra musical que el pianista venezolano y profesor de la Universidad de Antioquia Arnaldo García creó a lo largo de dos meses junto a varios de sus alumnos de últimos semestres de canto, baile, teatro y música.

El recorrido musical comienza con piezas clásicas de Johann Sebastian Bach y Frédéric Chopin. En otro momento, son los sonidos del tango y el flamenco los que entran para reflejar el caos de las sociedades. Luego éste se torna en esperanza con una pieza de fiesta que resalta el folclor, los sonidos andinos y una mezcla original llamada, Gutupeto.

Sobre la tarima toman fuerza los colores y diseños de los grandes potes de basura que pasan a convertirse en tamboras y baterías, algunos con la imagen de las grandes bocinas de las costas colombianas; y las flores pintadas en tarros de lata también pasan a ser instrumentos musicales.

“El propósito es aprovechar esta contemporaneidad como un abrevadero cultural y hacer algo funcional con la basura y con lo que desechamos”, dice Carlos Mario Espinoza, del Museo de Antioquia y quien participó en el montaje.

Moravia, como Nueva York Lucía González, directora del Museo de Antioquia, una de las entidades que junto a la UdeA y la Cooperativa Confiar apoya esta obra, explica que: “este Barco es una muestra de amor al arte y que, en el primer momento propone el diálogo entre los continentes. Es ir más allá de lo que se nos llevaron o lo que nos trajeron, es mostrar lo que formamos en ese ir y venir”.

Otro mensaje que trae la escenografía es el de la estatua de La Libertad, de Nueva York y los grandes puentes americanos que se mezclan con la arquitectura madrileña, sirviendo de fondo a la música latina.

“Aquí, asemejamos a Nueva York con Moravia, porque Nueva York está llena de contenedores de basura, mientras Moravia pasó de ser el basurero de Medellín a un gran centro cultural del mundo”, explica Espinoza.

‘‘Aquí asemejamos Nueva York con Moravia, porque Nueva York está lleno de contenedores de basura, mientras que Moravia pasó de ser el basurero de Medellín a un gran centro cultural del mundo”.

Carlos Espinoza, asistente director artístico.Museo de Antioquia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.