Malformación en el feto, la causa más frecuente de abortos legales

Malformación en el feto, la causa más frecuente de abortos legales

En el 61,3 por ciento de los abortos registrados en el país entre el 2006 y el 2009, al amparo de la sentencia C-355, que despenalizó esta práctica en tres situaciones excepcionales (malformación en el feto, violación y vida de la madre en peligro), se argumentaron malformaciones en el feto.

26 de agosto 2010 , 12:00 a.m.

Ese es uno de los principales hallazgos hechos por la Procuraduría General de la Nación durante el seguimiento llevado a cabo a la aplicación de dicho fallo en el país.

Para Ilva Myriam Hoyos, procuradora delegada para la Infancia y la Familia y caracterizada opositora al aborto, tantos casos de malformación harían pensar en un problema de salud pública "o puede que estemos utilizando las causales de excepción como método de carácter eugenésico” (la eugenesia busca el nacimiento de sólo los fetos sin defecto fisico).

Hoyos comentó que, en países como España, esta causal alcanza apenas el 2,8 por ciento, mientras el 96,9 por ciento obedece a riesgo para la vida de la madre, indicador que en Colombia es del 20 por ciento.Los casos por violación e incesto suman el 18,7 por ciento.

De acuerdo con el informe, elaborado en parte con el reporte de 16 secretarías departamentales de salud, en el periodo estudiado se registraron 649 abortos en el país, al amparo de la sentencia.

La lista la encabeza Bogotá con 219, seguida por Huila, con 88 (véase gráfico). El 85 por ciento de las mujeres que abortaron tenían 18 años o más; el 9 por ciento, de 15 a 17 años y el 6 por ciento, 14 años o menos.

Frente a la objeción de conciencia (negativa del médico a practicarlo por conviccciones personales), la Procuraduría evalúa cómo abordarlo desde el ideario general o institucional en el caso, por ejemplo, de clínicas que por pertenecer a una confesión religiosa se nieguen a ejecutarlos. "El principio general es el derecho a la vida; a nadie se puede obligar a practicar un aborto", concluyó Hoyos.

El debate está servido Paola Salgado Piedrahíta, abogada de la Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres, cuestionó la postura de la Procuraduría: "Se ampara en su legalidad y usa su función para obstaculizar el derecho adquirido de las mujeres a interrumpir un embarazo de las condiciones señaladas por la Corte en la sentencia", dijo.

A Salgado le llama la atención que se desconozca que la interrupción del embarazo se estructuró sobre derechos humanos y fundamentales amparados por la Constitución. "En cuanto a las cifras, no tiene en cuenta el marcado subregistro del Ministerio en este tema, que invisibiliza la cantidad de mujeres a las que se les está negando ese derecho".

Explica que la mayoría de los abortos ocurre por deformidades incompatibles con la vida porque "a los médicos les queda más fácil establecer esta causal que otras, como los embarazos que son producto de violaciones. A estos últimos les ponen tantas trabas que las víctimas ni siquiera llegan a los hospitales".

Sandra Mazo, directora de la ONG Católicas por el Derecho a Decidir, afirma que la objeción de conciencia se convirtió en asunto institucional y no personal, como debería ser. Por eso, estima necesario que en cada hospital exista, al menos, un médico dispuesto a realizar la práctica. "Los obstáculos y los trámites hacen que las solicitudes se dilaten; mientras tanto, avanzan los embarazos", explica Mazo.

Para Héctor Zambrano, secretario de Salud de Bogotá, las discusiones sobre el asunto deben superar el marco moral y ubicarse en el terreno de la salud pública: "El problema mayor en este campo es el aborto clandestino, que acaba con la vida de miles de mujeres (...) En Bogotá se respeta este derecho, pero, más allá de eso, los administradores de salud deberíamos generar políticas integrales que promuevan la sexualidad responsable".

"La Procuraduría (...) usa su función para obstaculizar el derecho adquirido de las mujeres de interrumpir un embarazo legalmente".

Paola Salgado Piedrahíta, abogada de la Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres.

‘‘Puede que estemos utilizando las causales de excepción como un método eugenésico".

Ilva M. Hoyos, procuradora delegada para la Infancia y la Familia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.