Madre de Alcaldesa no tiene prejuicios

Madre de Alcaldesa no tiene prejuicios

22 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

“Cuando me enteré, hace cinco años, se me vino el mundo encima. Me pregunté en qué había fallado”. Estas son las palabras de Silvia Hernández, de 66 años, madre de la alcadesa de Chapinero, Blanca Inés Durán, quien en días pasados anunció que piensa unirse, mediante notaría, con su pareja Catalina Villa.

No fue fácil para Silvia, más aún por sus convicciones cristianas. Pero un día habló con la pastora de su comunidad y vio que no era el fin del mundo.

Ha entendido que la homosexualidad de su hija no es una enfermedad ni un castigo. “La quiero y la admiro tanto, que me dije: si su decisión la hace feliz, debo apoyarla”.

Reconoce que al comienzo no quería saber de su nuera, pero cuando la conoció y vio que era una persona amorosa y responsable, la aceptó como parte de la familia. Admite que ha sido un aprendizaje mutuo e interesante.

“Cuando me dicen que es pecado, pienso en los horrores que hemos conocido de los curas y me pregunto si Blanca, tan buena hija, no será mejor que muchos que predican tolerancia, pero en realidad son hipócritas”, dice.

Hoy sus amigas oran por la alcadesa, pero no por la salvación de su alma, sino para que Dios le permita ser feliz.

Andrea Moreno/ EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.