Secciones
Síguenos en:
‘Para hacer empresa hay que saber de quiebras’

‘Para hacer empresa hay que saber de quiebras’

Jaime Mariño tiene espíritu de empresario, sabe de crisis, de cómo enfrentarlas y de cuáles son las fórmulas para ser exitoso, sobrellevar el riesgo de errar en el intento y salir avante ante las adversidades.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Este administrador de empresas reinventó la firma de mobiliario de oficinas Multiproyectos (la cual gerencia) ad portas de la quiebra, la salvó y por ello recibió el premio Ave Fénix en el 2008, un reconocimiento que lo convierte en una autoridad para dar lecciones de emprendimiento.

Al consultarle cuáles son las fórmulas para hacer empresa, Mariño identifica algunos perfiles que hacen la diferencia: “Están quienes por los negocios de familia acumulan experiencia y tienen la vocación natural, quienes descubren que tienen vena para ello o quienes por necesidad acumulan el bagaje y deciden hacer empresa”, anota.

“En cualquiera de los casos hay que formarse y, sobre todo, prepararse para asumir riesgos", asegura el gerente de Multiproyectos. “De hecho, quien no sepa de quiebras tampoco sabe qué es ser empresario’”, enfatiza.

Esto significa conocer el oficio, aunque reconoce que hay casos en los que las personas con esta cualidad no tienen la capacidad de gerenciar.

Sucesión, tema por desarrollar Mariño considera que en las compañías colombianas el tema de la sucesión no se ha desarrollado de la mejor forma. "Los propietarios o cabezas de compañías que creen que seguirán por siempre están equivocados. Hay que trazar la ruta para preparar a quienes vienen detrás", advierte.

Al indagarle en qué grupo está, el administrador recuerda que primero fue empleado; algo que le ayudó a descubrir que también podía ser empresario.

“Para ello aprendí el oficio y comprobé que podía 'caminar sólo'”.

Reconoce que la suerte a veces ayuda a abonar el terreno, pero no es la regla general.

“He conocido gente a la que le resultan los negocios de una; sin embargo, se requiere preparación y talento para convencer y consolidar una trayectoria”, aclara Mariño, quien considera que Colombia ha avanzado en innovación.

“En el caso concreto del mercado de Multiproyectos (mobiliario para oficinas) tenemos departamentos de investigación y desarrollo en los que hay muebleros dedicados a la gama alta donde, sin duda, hemos innovado con productos de calidad y buen diseño”, asegura el empresario, quien traza algunas características de lo que es un verdadero empresario (ver recuadro).

CLAVES DE UN BUEN NEGOCIO.

Hay que tener habilidad gerencial y para ello hay que asociarse con quienes conocen el negocio. Sólo así un proyecto tendrá peso financiero estratégico y consistente.

Aunque se debe estimular la creación de empresa, también hay que ser conscientes de que no todo el mundo nació para ello. Existen otras habilidades como el liderazgo, por ejemplo.

Las compañías necesitan empleados y gerentes emprendedores, y –claro– buenos ejecutivos. “La diferencia entre una buena empresa y una mala empresa estáen la calidad de los ejecutivos”.

A un empresario de verdad le gusta el dinero, le gusta crear, quiere ser líder, se siente fuerte para enfrentar el primer fracaso, aprender de la experiencia y seguir adelante. Además, en muchos casos, está dispuesto a esperar hasta lograr el éxito

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.