Alcaldesa se ‘casarᒠcon su novia

Alcaldesa se ‘casarᒠcon su novia

En medio del debate mundial por la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo –como ocurre en México y en Argentina– la alcaldesa de Chapinero, Blanca Inés Durán, dará este paso con su pareja, la antropóloga Catalina Villa.

19 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Será en una ceremonia que se realizará el próximo 31 de octubre, en un restaurante del norte de Bogotá.

En Colombia, la ley sólo permite a parejas del mismo sexo declarar su unión marital de hecho ante un notario. Y eso es lo que harán ellas.

El matrimonio civil, por ahora, es posible exclusivamente entre hombres y mujeres y hoy la Corte estudia la posibilidad de validar ese tipo de unión entre homosexuales.

Ese pronunciamiento se espera con expectativa.

En entrevista con EL TIEMPO, la Alcaldesa rompió el silencio, contó los detalles de su boda y respondió las críticas a los matrimonios ‘gay’, que han sido cuestionados por la Iglesia y el Procurador.

¿Cuándo tomó la decisión de casarse? Es una idea que veníamos trabajando con mi pareja hace un tiempo. Llevamos dos años de convivencia y pensamos que era el momento de formalizar nuestra relación. Queremos construir un futuro juntas.

¿Cuándo y dónde va a ser el matrimonio? El 31 de octubre en un restaurante en Usaquén. Allí, ante un notario, haremos una declaración de unión marital de hecho, que es el trámite legal, pero también una ceremonia con toque celta (...) El ritual es un círculo de flores en el que nosotras, con un lazo, nos amarramos la una a la otra, en señal del compromiso que vamos a tener. ¿Y por qué el 31 de octubre? Porque es una fecha de mujeres. A nosotras nos han tratado de ‘brujas’ por hacer cosas distintas a la norma, y qué más contrario que dos mujeres lesbianas se casen.

¿Quiénes están invitados? Amigos y familiares. Es algo cerrado e íntimo.

¿Y los padrinos? Tenemos un padrino y una madrina para las dos. Uno de ellos es doña Marina, la persona que nos acompaña en el apartamento y nuestra mamá adoptiva. El padrino es un amigo que trabaja conmigo en la Alcaldía Local.

¿Cómo van los preparativos? Nos vamos a casar de blanco y con rosas blancas. Ya definimos el sitio, la fecha y la hora. Lo demás lo estamos concretando en estos días.

¿Cómo se siente? Feliz, pero muy nerviosa...

¿Y sus familias las apoyan? El proceso ha sido largo. A mi mamá, que es cristiana, le ha costado casi 7 años asumir mi orientación sexual, pero el cariño que me tiene ha hecho que entienda que soy feliz con la mujer con la que estoy y me apoya. La mamá de ‘Cata’ es muy abierta y desde el principio nos dio su apoyo.

¿No teme que la critiquen? Cuando llegué a la Alcaldía lo hice con una orientación sexual visible (...) Vivimos en un país conservador y este tipo de cosas son difíciles de entender. Sin embargo, pienso que la gente se preocupa mucho por esto. Yo no escucho voces tan airadas contra las masacres, el desplazamiento o la violencia contra la mujer. Seguramente, habrá personas que dirán que estoy haciendo un ‘show’, pero creo que es importante que piensen que nosotras tenemos el mismo derecho de los demás.

¿No pensó en casarse en Argentina, donde el matrimonio civil es legal? Para nosotras lo importante son los derechos en el país. Llevo cerca de 10 años haciendo activismo LGBT y hemos buscado que el país reconozca la diversidad; sueño que algún día podamos hacerlo aquí.

¿Cree que la Corte, que ahora revisa el tema, debe validar esa unión marital entre parejas del mismo sexo? El país está en mora de hacer esto y aunque la mayoría de los derechos están garantizados a partir de sentencias, la gente no ha entendido por qué seguimos insistiendo con el matrimonio. Lo hacemos porque es nuestra posibilidad de decir públicamente que somos familia y una familia tiene la posibilidad de ser aceptada socialmente como tal. ¿Qué opina de que la Iglesia Católica diga que la familia la conforman hombre y mujer? Este es un Estado laico y me preocupa mucho cuando la Iglesia tiene tanto poder e influencia en las decisiones legales...

Si pudieran adoptar, ¿lo harían? No he pensado en el tema y mi pareja tampoco.

¿Por qué casarse? Lo importante de esta ceremonia, además de expresar públicamente que nos amamos y queremos compartir nuestra vida juntas, es decirle a la gente que queremos este derecho, que queremos acceder a él y ser iguales a las demás parejas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.