Top 10 de las estafas con vehículos

Top 10 de las estafas con vehículos

Adriana Murcia* se dejó llevar por la tentación. Un amigo ingeniero le propuso que comprara dos camionetas para ponerlas al servicio de una supuesta firma de ingenieros canadienses, que ofrecía tres millones de pesos mensuales por el arriendo de cada vehículo.

14 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

La mujer, dos de sus hermanas y una sobrina invirtieron sus ahorros y solicitaron créditos bancarios para adquirir los automotores, por un valor de 84 millones de pesos, cada uno. Las cuatro mujeres entregaron los carros a la falsa oficina de ingenieros y un mes después descubrieron que los habían puesto a la venta, a través de una página de Internet.

Esta modalidad encabeza el escalafón de las 10 estafas con vehículos que ha logrado establecer el Grupo de Automotores de la Sijín (véase información anexa).

Según el general César Augusto Pinzón, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, este año se han desmantelado 10 bandas y desguazaderos, se han recuperado 198 vehículos y 85 personas han sido judicializadas por este tipo de delito.

*Nombre cambiado por solicitud de la fuente .

así roban a sus víctimas.

Personas que suplantan a directivos de empresas reconocidas utilizan el nombre de la firma para comprar carros con promesas de pago. Los vendedores van a cobrar a las compañías y descubren la estafa.

Los vendedores son citados en otras ciudades y les pagan en cheques sin fondos. Al tercer día, cuando el banco hace la confirmación, los carros ya han sido vendidos o desguazados.

Los carros robados son modificados con placas de vehículos idénticos, que no tienen antecedentes judiciales. Esta práctica se conoce como ‘gemeleo’ y es muy utilizada en automotores de servicio público.

Algunas compraventas realizan contratos que, en letra menuda, les representan ventajas. Los clientes firman sin observar las cláusulas y cuando son estafados no tienen derecho a hacer reclamos.

Carros robados son rematados por falsos funcionarios de la DIAN y de la Dirección de Estupefacientes. Las víctimas se llevan los vehículos y cuando pasan por algún retén se dan cuenta que son hurtados.

Carros hurtados en Venezuela o Ecuador ingresan al país con permisos falsos de la DIAN para movilidad en Colombia. En negocios próximos se descubre que los vehículos no están registrados.

Los estafadores compran carros con traspaso abierto y convencen a sus víctimas para llevárselos sin dar todo el dinero. Cuando el vendedor se da cuenta, el vehículo ya pertenece legalmente a un tercero.

Delincuentes ofrecen carros robados con avisos en prensa como: “motivo viaje”. El comprador no toma la precaución de verificar los antecedentes del automotor en la sección de automotores de la Dijín.

Falsas petroleras u oficinas de ingenieros se ofrecen para tomar en alquiler carros por importantes sumas de dinero. Luego, con los papeles originales del carro y huellas falsas, venden los vehículos a terceros.

Por medios impresos algunas personas ofrecen cupos de taxis que no les corresponden. Los clientes no verifican la veracidad del cupo con la empresa y terminan cancelando uno con trámite en notaría

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.