El sector privado propone una agenda para aprovechar la normalidad con Venezuela

El sector privado propone una agenda para aprovechar la normalidad con Venezuela

Un documento de cinco puntos le hicieron llegar los empresarios al Gobierno colombiano, para ser discutido a nivel interno y en las comisiones binacionales de valuación que serán instaladas en los próximos días y que hacen parte de lo acordado entre los presidentes Juan Manuel Santos y Hugo Chávez, el pasado martes en Santa Marta.

12 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

El pliego incluye temas como comercio binacional (exportaciones e importaciones), extensión de preferencias arancelarias, medidas internas y acciones complementarias como la creación de grupos de trabajo binacionales.

El documento inicia con las relacionadas con el comercio entre las dos naciones. En el caso de las exportaciones colombianas, los empresarios afirman que la prioridad está en la necesidad de que Venezuela honre los compromisos de la deuda existente. Hasta el cierre del 2009, los pagos pendientes ascendían a 786,2 millones (2007, 2008 y 2009). Del total de la deuda, el 26 por ciento (203 millones de dólares) corresponde a obligaciones con micro, pequeñas y medianas empresas.

Además, para la reactivación de las ventas al país vecino, los empresarios piden agilidad del Gobierno venezolano en la aprobación de las autorizaciones para adquirir certificados de divisas (CAAD) por parte de la Comisión Administradora de Divisas (Cadivi). “El Gobierno Venezolano debe ordenar al Banco Central de Venezuela (BCV) y al Cadivi que autoricen el trámite de dichos certificados a las importaciones de productos colombianos.

Hoy existen órdenes verbales a las citadas autoridades para impedir el trámite de los AAD”.

Los empresarios colombianos dicen que en este mismo tema de las exportaciones, los requisitos técnicos expedidos por las autoridades reguladoras venezolanas deben ser de público conocimiento y no discriminatorios contra Colombia, "de tal forma que nuestros exportadores puedan cumplir a cabalidad dichas normas. Igualmente debe instruir el Gobierno de Venezuela a las autoridades correspondientes para que todos los registros, entre ellos los sanitarios y los de no producción (CNP), que actualmente se encuentran vencidos puedan renovarse de inmediato.

También se plantea la necesidad de aumentar los montos de dólares negociados a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme). Se pide ampliar el cupo actual de 350 mil dólares mensuales al que tiene acceso cada empresa para la compra de divisas para importaciones, a montos acordes con el potencial de comercio bilateral.

En lo que tiene que ver con importaciones, se recomienda trabajar en los certificados de origen.

Otro de los aspectos claves serán las alternativas para el mantenimiento de las preferencias arancelarias después de abril de 2011, teniendo en cuenta que a partir de esa fecha Venezuela ya no tendría la obligación de otorgar las preferencias arancelarias negociadas en la CAN para los productos colombianos, luego de su retiro hace cerca de cinco años.

En consecuencia, para mantener el flujo del comercio hacia el país vecino, el sector privado propone buscar alternativas para el mantenimiento de estas. Se debe establecer un grupo de trabajo bilateral que negocie instrumentos tales como un acuerdo bilateral de complementación económica, un acuerdo para la aplicación de la preferencia arancelaria regional o el otorgamiento de preferencias arancelarias en el marco de la OMC a las cuales Venezuela no ha renunciado.

- Medidas internas para evitar inflación A pesar de que el país se beneficia del aumento de las exportaciones a Venezuela, los empresarios temen que la salida de productos genere inflación.

En consecuencia, el documento entregado al Gobierno plantea la adopción de medidas para contrarrestar el posible efecto inflacionario interno, generado por la reapertura de las exportaciones de alimentos, principalmente.

Agregan que como sucedió en el pasado, la gran demanda venezolana por productos agrícolas y agroindustriales puede generar presiones al alza en los precios internos de estos sectores.

“Se recomienda monitorear de cerca las cotizaciones de los productos de exportación y adoptar medidas orientadas a garantizar un abundante abastecimiento tanto del mercado local como de las exportaciones a Venezuela, con políticas de choque en materia de crédito blando para las cadenas de los bienes más exportados (carne, lácteos, avícola, entre otros), asistencia técnica, transporte y seguros”.

Los empresarios ponen como ejemplo lo que sucede con las ventas de ganado en pie, las cuales tendrían efectos inflacionarios fuertes e inmediatos y desabastecen la industria nacional de materias primas.

“Se sugiere expedir un decreto similar al 4837 de diciembre de 2008, en el que se establecen contingentes distribuidos para la exportación de ganado en pie o incluso prohibir la exportación en pie, de común acuerdo con Venezuela, y que las exportaciones de carne colombiana sólo se realicen en canal, y de las de cuero sólo sean aceptadas aquellas que cuentan con valor agregado”.

CONTROL SANITARIO El documento entregado al Gobierno dice que se hace urgente el fortalecimiento aduanero en el control de mercancías para evitar el crecimiento del contrabando, y también la subfacturación.

Los representantes del sector privado sostienen que a pesar de las recientes medidas para controlar el cambio de divisas, el diferencial cambiario sigue siendo atractivo para traer productos y venderlos en Colombia, para luego cambiar los dólares en el mercado negro venezolano.

Igualmente, “es urgente hacer un llamado al Gobierno venezolano para que se agudicen los controles en los sectores que hasta el momento han sufrido enormemente por esta conducta como son entre otros, el metalúrgico, el textil, de cuero, de calzado y de los alimentos”.

- Es clave la creación de grupos de trabajo binacionales Los empresarios dicen que es importante crear gru- pos de trabajo binaciona- les, para la profundización y restablecimiento de la confianza en materia co- mercial, de inversión y de cooperación empresarial. Afirman que es urgente que el Gobierno de Vene- zuela vuelva a autorizar la expedición de visas de trabajo para los profesio- nales colombianos que atienden los negocios y las exigencias técnicas. “Debe hacerse énfasis en la necesidad en que las empresas colombianas sean autorizadas para girar los dividendos acumulados y los nuevos que se generen por su operación en Venezuela.

HELGON

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.