Secciones
Síguenos en:
Remezón en Armada uruguaya

Remezón en Armada uruguaya

El comandante en jefe de la Armada uruguaya, almirante Óscar Debali, presentó ayer su renuncia al cargo por la investigación abierta por un supuesto fraude millonario en la institución, que ya les ha costado la cabeza a otros cuatro oficiales.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

La dimisión está motivada, al parecer, porque un sobrino del comandante –el teniente de navío Ernesto Menafra– está siendo procesado por un delito de peculado en el mismo caso. La Fiscalía informó ayer que procesará por el llamado caso de las compras fantasma a los cuatro oficiales comprometidos, que ocuparon cargos de responsabilidad en las áreas de Logística y Presupuesto del Estado Mayor Naval.

La magistrada encargada del caso, la jueza especializada en el crimen organizado Graciela Gatti, investiga la existencia de una red de compras falsas de material en la Armada, la malversación de fondos de Naciones Unidas destinados a pagar las misiones de paz y una cuenta secreta con dinero público en Alemania fuera de los controles oficiales. El desvío de fondos abarca el periodo 2006-2009 y podría ascender a cinco millones de dólares.

Se prenden las alarmas Las alarmas se prendieron a principios de junio, con una denuncia que llegó de forma anónima a la Fiscalía y que, en un principio, llevó a la Justicia a investigar la compra de una grúa hidráulica y de un banco de pruebas para ensayar motores, por los que el Estado pagó en el 2008 un total de 600.000 dólares, que nunca aparecieron en ninguna dependencia de la Armada.

Si bien los oficiales indagados han señalado ante la Justicia que el dinero fue reintegrado a la Armada, la investigación policial del hecho concluyó que se trató de “una verdadera maniobra de fraude”.

Según el ministro de Defensa, Luis Rosadilla, más allá del fallo de la Justicia se tomarán “medidas ejemplarizantes” con otros oficiales que pueden no haber tenido responsabilidad penal, pero sí desde el punto de vista administrativo, durante los años en que ocurrieron los ilícitos. “Seremos inflexibles, iremos a fondo” en las investigaciones. El ministro explicó que, al presentar su renuncia, Debali alegó sentirse “muy afectado directamente, en lo personal” por la maniobra de su sobrino. Luego, Rosadilla aseguró que ni él ni el presidente, José Mujica, dudan de “la honorabilidad” del almirante.

Debali asumió el primero de febrero de este año, al pasar a retiro el almirante Juan Fernández Maggio, quien desde el 2007 fue el jefe de la Armada y es uno de los principales investigados en este caso de las compras fantasma, que ha causado todo un revolcón en la Armada uruguaya

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.