‘Ojalá el presidente Santos nos visite rápido’

‘Ojalá el presidente Santos nos visite rápido’

Todavía recuerda el trayecto que hizo por tierra cuando era niño y pertenecía a los scouts. En esa época Rafael Correa viajó desde Guayaquil hasta Bogotá, en un bus al cual el recorrido le tomó 36 horas para llegar a la capital colombiana.

09 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Mucho menos tiempo fue el que estuvo en el país el sábado, a donde arribó a eso de las 11 de la mañana, para asistir a la posesión de Juan Manuel Santos, en un gesto que cayó bien en el nuevo Gobierno y que debería servir para normalizar plenamente las relaciones entre Colombia y Ecuador, afectadas todavía por el ataque de hace casi dos años y medio al campamento de ‘Raúl Reyes’ en territorio vecino.

Sobre ese y otros temas, el inquilino del Palacio de Carondelet en Quito habló con EL TIEMPO.

¿ Por qué decidió venir a la posesión del presidente Santos? La respuesta obvia es porque me invitaron.

Pero uno no acepta todas las invitaciones… La verdad es que forma parte de nuestra política asistir a todas las transmisiones de mando presidenciales en la región. Sólo por motivos de fuerza mayor dejaríamos de ir.

¿Cómo describiría el periodo que han vivido las relaciones de ambos países? Como uno dificilísimo.

¿Y ahora? Con mucha esperanza. El restablecimiento de las relaciones va por buen camino, pero no nos han entregado todo lo que hemos pedido, como es la completa información sobre el bombardeo. Sin embargo, ha habido señales importantes del nuevo Gobierno para caminar en ese sentido.

¿Esas condiciones son todavía necesarias? Claro. Nos bombardearon y necesitamos saber cómo. Fueron bombas norteamericanas, bombas inteligentes, nunca antes lanzadas en la región. El presidente Uribe se comprometió a entregarme eso aunque me dijo que no podía dar los nombres de los pilotos. Los nombres no me interesan, pero sí necesitamos saber cómo ocurrió aquello.

Una vez entregada esa información, ¿qué sigue? Las relaciones están a nivel de encargados de negocios, con lo cual sólo faltaría nombrar a los respectivos embajadores. Y hay otra cosa importante.

La relación comercial, el intercambio en la frontera continuó prácticamente igual. El conflicto político diplomático casi no se sintió en la frontera.

¿Podrían revisarse temas como el certificado judicial para entrar al Ecuador? Por supuesto. De hecho, me dicen que está en vigencia pero casi no se exige. Sin embargo, hay un problema que no se puede desconocer. Hay toda una presión para exigirles visa a los colombianos. Sabemos que son gente linda y muy cercana a nosotros.

Se calcula que hay entre 300 mil y 500 mil en nuestro territorio, pero no hay presencia del Estado colombiano en la frontera norte nuestra y sur de ustedes. Muchas bandas operan en esa franja, cometen ilícitos en Ecuador y regresan a Colombia. En consecuencia, la gente percibe que, si la inseguridad nos viene de allá, hay que solucionarla. Esa es una percepción absolutamente injusta, pero necesitamos mayores acciones del Gobierno colombiano para evitarla.

Eso demostraría la necesidad de más mecanismos binacionales… Tengo algunos planes para presentar, cosas tan concretas y sencillas como la ampliación del puente internacional, proyectos geotérmicos conjuntos de energía alternativa y otros más. Y, por supuesto, seguir trabajando para la presencia de los respectivos Estados en zonas de frontera y mejorar sensiblemente el nivel de vida, pues la pobreza es un caldo de cultivo para la violencia.

En materia de refugiados, ¿qué le gustaría ver por parte de Colombia? Otro de los compromisos que tenemos es que Colombia se va a corresponsabilizar y va a ayudar con recursos a los más de 52 mil refugiados que hemos recibido. Todo lo hacemos con la ayuda de la Acnur, la agencia de las Naciones Unidas, pero no ha habido presencia del Estado colombiano. Para nosotros es un problema que aceptamos con gusto, porque queremos ayudar, pero nos hace colapsar servicios básicos, porque tenemos que invertir en infraestructura y darle alojamiento a la gente.

¿Colombia le debería girar fondos a la Acnur? Por supuesto. Es parte del problema, pero no es todo. Ecuador es el país con más refugiados de América, y el 98 por ciento son colombianos.

Dicen las autoridades colombianas que ha habido un importante incremento de pie de fuerza en la frontera. ¿Ustedes creen que la situación está igual que antes? Sí. Puede ser que haya habido, pero la ausencia de fuerza pública ha sido tal, que no se ha notado. Bastaría con contabilizar los destacamentos militares que Ecuador tiene en la frontera, que ya se acercan a 20, y cuántos tiene Colombia, que me parece que son tres. Y ni siquiera en la frontera, sino adentro. Desde el lado ecuatoriano, y eso se puede comprobar, es muy fácil ver los cultivos de coca, lo cual muestra la ausencia del Estado colombiano.

¿Cómo está la situación de las fumigaciones? Suspendida, gracias a Dios. Haciendo uso de nuestro derecho, hemos demandado a Colombia ante La Haya porque durante siete años nos fumigaron con glifosato y esa fue una total indelicadeza, un abuso, un maltrato inmerecido. Cuando se fumigaba en la frontera, la mitad del glifosato pasaba del lado nuestro matando cultivos, ganado y muchas veces a seres humanos.

En otros países de América Latina han aumentado los cultivos de coca.

¿Siente que en Ecuador ha pasado algo así? Ecuador es el único país andino que no tiene cultivos de coca. Somos muy efectivos en controlar nuestro territorio.

¿Cómo ve el futuro de la Comunidad Andina? Los tiempos han cambiado y tiene que ser revisada profundamente, porque el universo ahora es América del Sur. Tanto la Comunidad Andina como Mercosur deberían converger en la Unasur, que va muy bien. En ciertos aspectos hemos hecho en dos años y medio más de lo que la Comunidad Europea hizo en 25.

¿Las diferencias entre Colombia y Venezuela han entorpecido a Unasur? No, pero sí es algo que preocupa a nivel regional, y ojalá Unasur pueda interceder para solucionar ese tema. Y también ir más allá, como interceder para solucionar el conflicto colombiano, que tanta sangre ha costado.

El presidente Santos prefiere el diálogo directo, no intermediarios… Eso es maravilloso. Así es la forma de resolver el conflicto. Pero no olvido que, cuando yo tuve el mejor diálogo con el presidente Uribe, ordenó un bombardeo y después nos quisieron relacionar con las Farc.

¿No se puede restablecer la confianza, entonces? Sí, pero habrá que dar signos claros. En su momento el presidente Uribe prefirió pedir perdón a pedir permiso y así no se construye confianza.

El tema judicial es un inconveniente… Bueno, el primero de marzo del 2008 se cometió un delito, porque murieron 25 personas, incluyendo un ciudadano ecuatoriano. Nuestra justicia, que es independiente, imputó al señor Santos, al señor Padilla y al señor Naranjo, pero allá yo no puedo llamar al juez y pedirle que pare el proceso. Somos un Estado de derecho.

¿Y cuál es su apreciación, más allá de la división de poderes? Que, si fuera por mí, jamás habría comenzado un juicio o lo habría cerrado inmediatamente. Eso nos pone en una situación tremendamente incómoda. Pero hay que recordar que el presidente Juan Manuel Santos tiene inmunidad soberana y si nos va a visitar, que ojalá lo haga rápido, se le respetará.

Un mensaje para el pueblo colombiano… Que los queremos mucho y que cuenten con nuestro apoyo en lo que podamos hacer. Y para cierta prensa y ciertos dirigentes: que no busquen enemigos donde no los hay. Lo que se hizo con Ecuador fue tremendamente injusto.

Acusarnos de ser cómplices de las Farc es una burda mentira y con eso se trató de enemistar a nuestros pueblos. No caigan en esa trampa. Sepan que al sur de Colombia tienen un pueblo hermano.

"Nos bombardearon y necesitamos saber cómo. Fueron bombas norteamericanas, inteligentes, nunca antes lanzadas en la región”.

Correa, al pedir explicaciones sobre el ataque contra ‘Reyes’.

"Desde el lado ecuatoriano, y eso se puede comprobar, es muy fácil ver los cultivos de coca, lo cual muestra la ausencia del Estado colombiano”.

Sobre la lucha contra el narcotráfico en la zona de frontera.

Reunión de cancilleres de Colombia y Ecuador.

Al término de la reunión que sostuvieron en el palacio de San Carlos los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y de Ecuador, Ricardo Patiño, los funcionarios manifestaron que avanzan en la normalización de las relaciones de los dos países.

En una breve rueda de prensa, Holguín destacó la presencia del presidente de Ecuador, Rafael Correa, en la toma de posesión, el sábado por la tarde, del presidente Juan Manuel Santos.

“Hemos tenido una excelente reunión con el canciller Patiño y es muy importante continuar en el camino de la normalización de las relaciones”, dijo Holguín.

Agregó que se está definiendo una agenda para los próximos meses para tener “avances concretos”.

Por su parte, el canciller Patiño señaló que la reunión es “un punto de partida para avanzar en las relaciones diplomáticas entre ambos países”. Y calificó de “significativa” la reunión que sostuvieron los presidentes Santos y Correa.

Las relaciones entre ambos países están deterioradas tras el bombardeo a un campamento de las Farc en la frontera ecuatoriana, por parte de las Fuerzas Militares de Colombia, el primero de marzo del 2008, en el que murió ‘Raúl Reyes’.

Precisamente, Patiño se refirió a la decisión del Gobierno colombiano de entregar las copias de los discos duros de los computadores del jefe subversivo. “Es un gesto de inmenso valor”, dijo Patiño, quien recordó que esa era una petición que su gobierno venía reclamando como condición para restablecer las relaciones.

“Nos vamos tremendamente esperanzados”, concluyó Patiño, recordando la hermandad que une a los dos países.

98 Por ciento de los refugiados que hay en Ecuador son colombianos, según datos de Acnur. Este país es el que más tiene en América

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.