Línea férrea, convertida en basurero

Línea férrea, convertida en basurero

La empresa de aseo Atesa, la alcaldía de Fontibón y el concesionario Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco) están hoy enfrentados por culpa de 900 toneladas de basuras y escombros que cercan más de 200 metros de la línea férrea en Fontibón, a la altura de la calle 22 con carrera 116, en el noroccidente de Bogotá.

07 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Los residuos, que ya alcanzan una altura de dos metros, alimentan las ratas y las moscas y sirven para el encuentro de recicladores y delincuentes que ya empezaron a armar ‘cambuches’ en ese corredor.

El gigantesco botadero empezó a formarse hace cuatro meses, cuando Atesa decidió no recogerle ni una tonelada más de residuos a la firma Fenoco, contratada por la Nación para la conservación y explotación de esa línea férrea.

La alcaldesa de Fontibón, Betty María Afanador, y el director operativo de Atesa, Luis Felipe Castaño, informaron que suspendieron el levantamiento de residuos en ese tramo en vista de que Fenoco “se ha negado, sistemáticamente, a pagar un peso por las toneladas de basura que se le recogen a lado y lado de la vía férrea, cuando esa es su responsabilidad”.

El pleito estalló el 3 de marzo, cuando Atesa le notificó a Fenoco que debía pagarle una factura de 40 millones de pesos por más de 1.000 toneladas de desperdicios y escombros que le recogió durante el 2009.

“Además de que Fenoco no ha querido pagar esos dineros, tampoco ha cumplido con el compromiso –adquirido en reuniones efectuadas etre abril y junio– de hacer un cerramiento para impedir el acceso a terceros y evitar la multiplicación de los residuos y los problemas de inseguridad”, manifestaron Afanador y Castaño.

Pero el hecho que les rebosó la copa a Atesa y a la alcaldía de Fontibón fue que, tras una exigencia de las autoridades para que Fenoco presentara una solución al problema, no asistió a la reunión del pasado 8 de junio, cuando debía presentar el proyecto y el cronograma de los trabajos para acabar con el botadero en la línea férrea.

“Como respuesta, el pasado 15 de junio Fenoco envió una carta en la que, para nuestra sorpresa, dijo que el cierre en ese punto era inviable técnicamente”, sostuvo Castaño.

Por todos esos hechos, el pasado 9 de julio la Alcaldesa de Fontibón le pidió a la Secretaría General de Inspecciones que le iniciara a Fenoco una querella por perturbación.

“Fenoco ni se responsabiliza ni ayuda a solucionar un problema que nos está creando un foco de insalubridad e inseguridad que está afectando a los barrios vecinos”, dijo Afanador. Esos barrios son Atahualpa, Aldea, Almagrario, San Pablo, Bohíos y Batavia.

Fenoco tampoco se quedó atrás y le puso también una querella a la alcaldía.

Mientras tanto, el basurero sigue creciendo.

‘FENOCO NO TIENE NINGUNA OBLIGACIÓN DE RECOLECTAR ESCOMBROS’ Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco) afirmó que el tramo de la línea férrea de Fontibón, afectado por las basuras, “no hace parte de la concesión” y que ahí la firma sólo cumple “actividades de control y operación”, requeridas por el Instituto Nacional de Concesiones (INCO).

Agregó que la obligación de la recolección es de la empresa de aseo la cual, según Fenoco, “vio un jugoso negocio” para cobrar (40 millones de pesos) por los escombros arrojados por terceros. La concesionaria aseguró que no puede hacer cerramientos sobre la vía férrea “porque son ilegales”, y que alista las denuncias ambientales correspondientes para que “las autoridades competentes le den solución al problema”

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.