Secciones
Síguenos en:
Charla con el ‘canciller’ de los vinos de Argentina

Charla con el ‘canciller’ de los vinos de Argentina

Mario Giordano, director ejecutivo de Wines of Argentina, el ente privado que se encarga de la promoción de los vinos de ese país a nivel mundial, estará esta semana en Colombia. EL TIEMPO aprovechó su visita para conversar con sobre el innegable boom del vino argentino, especialmente, por el afamado malbec.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

¿Por qué viene a Colombia? Hace años que comenzamos a ver cambios interesantes y llevamos un buen tiempo trabajando para reforzar nuestra posición en Colombia. Lo bueno es que las cifras nos dicen que no nos hemos equivocado.

¿Qué tanta importancia tiene Colombia para las exportaciones de vino argentino? El año pasado fue el tercer mercado latinoamericano más importante, superado solo por México y Perú. Pero este año, al menos en las cifras del primer semestre, Colombia está superando a Perú. El vino argentino ha dado un salto sideral en Colombia: en el año 2002 sólo exportamos 491 mil dólares a este país, pero en el 2009 fueron 7,1 millones de dólares. Y a eso hay que sumarle que este año llevamos un crecimiento de más del 20 por ciento. Sin duda, se trata de un mercado atractivo y en expansión.

¿Qué planean para seguir creciendo en Colombia? Seguir apostando por la promoción y por la educación, especialmente de sommeliers y generadores de opinión, que es algo que le aprendimos a los franceses.

A nivel internacional, ¿qué cifras destacaría para ilustrar el evidente ‘boom’ del vino argentino? Las exportaciones de vino argentino se han quintuplicado desde el 2002 en Estados Unidos, que hoy por hoy es nuestro principal mercado (37 por ciento de las exportaciones). Otro dato clave es que hace 8 años Argentina representaba menos del 1 por ciento del comercio mundial de vinos, y hoy ya está por encima del 4 por ciento. Y uno para terminar: Argentina fue el único país que creció en importaciones en el mercado de EE. UU. en el 2009, a pesar de la crisis.

¿A qué atribuye el tremendo éxito del malbec? ¿Qué hace que esta cepa seduzca cada vez a más gente? Creo que el malbec, al tener taninos mucho más amables que, por ejemplo, un cabernet sauvignon, es un producto que, más allá de la diferenciación que pueda existir por calidad de elaboración, tiene, en todos sus rangos de precio, una amabilidad y una facilidad para gustar absolutamente extraordinarias. Es un varietal único, por lo sencillo y agradable que resulta su ingesta. Y, claro, también tenemos los malbec de gama alta o más trabajados, que son fantásticos.

Aparte del malbec, ¿qué cosas interesantes están pasando en Argentina? Hay una explosión del torrontés y los nuevos emprendimientos con pinot noir del sur. Pero una de las cosas más interesantes es lo que está pasando con los blend (ensamblajes o mezclas). Por ejemplo, se está trabajando mucho con blends de una misma variedad, pero de distintos terroirs: en el caso de los malbec, de distintas alturas y de distintas latitudes. Pero también se están combinando algunos tintos con un toque de viogner, lo que le da al vino algunas características muy singulares.

‘Argentina igual Malbec es una idea potente y arraigada. ¿Cuál es el siguiente paso? ¿En qué idea está trabajando ahora Wines of Argentina? Estamos trabajando en varios frentes y un ejemplo es nuestra campaña actual, que dice: ‘Para bailar tango se necesitan dos: malbec y torrontés’. Pero también estamos muy convencidos de la necesidad de trabajar en la diferenciación por la vía de los terroirs, tanto en el malbec como en otras variedades. Hay una apuesta fuerte por la bonarda; y en el plano del mercadeo global se está trabajando duro para potencializar los vinos del nuevo mundo, en un esfuerzo conjunto con Chile, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Wines of Argentina comenzó a inicios de los 90 con 12 bodegas y hoy reúne a más de 190. ¿Cuál ha sido el principal logro de esta iniciativa? Que las bodegas y productores –independientemente de su tamaño– entendieran que debían trabajar juntos y que lo fundamental era desarrollar y fortalecer una marca país en términos de vino.

38% crecieron, entre el 2008 y el 2009, las importaciones de vino argentino en Colombia. Ningún otro país productor creció a igual ritmo.

7,1 millones de dólares sumaron las exportaciones de vino argentino a Colombia en el 2009; en el 2002 no llegaban al medio millón de dólares.

‘‘Hoy se está trabajando mucho con ‘blends’ de una misma variedad, pero de distintos ‘terroirs’ y alturas. Incluso hay tintos con algo de viogner”.

Mario Giordano

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.