Que la sordera súbita no lo tome por sorpresa

Que la sordera súbita no lo tome por sorpresa

A veces , sin presentar ningún problema aparente, una persona puede padecer de sordera súbita, es decir, que aparece de un momento a otro y que requiere de tratamiento.

25 de julio 2010 , 12:00 a.m.

No es una situación extraña o poco común. Es más, se estima que la sordera súbita puede afectar, anualmente, alrededor de 15 mil personas, en el mundo.

Se conoce médicamente como sordera neurosensorial y puede surgir en cualquier instante, aunque es mucho más frecuente en las personas adultas.

Explica la doctora Adriana Rivas, audióloga de la Clínica Rivas, que se caracteriza “por la aparición brusca (de minutos a horas) de ti-nnitus (silbidos en los oídos)”.

Según el doctor José Antonio Rivas, director de la Clínica Rivas, “se presenta de un momento a otro, a raíz de una lesión en el oído interno que puede generar repentinamente una pérdida total o parcial de la audición, mareo e, incluso, según su gravedad, problemas de equilibrio que afectan la calidad de vida si no se tratan a tiempo”.

La causa de la sordera súbita su puede atribuir a múltiples factores que aún son tema de discusión. “La más reconocida hasta el momento, es la existencia de una infección viral que lesiona las células sensoriales ubicadas en el oído interno. Otras consecuencias pueden ser: complicaciones de mastoiditis y meningitis, sífilis, problemas vasculares (trombosis, embolias, hemorragias, espasmos vasculares), tumores del nervio auditivo, trauma craneano con fractura del hueso temporal, trastornos autoinmunes, metabólicos y medicamentos ototóxicos”, explican Liliana Dottor, fonoaudióloga de la Universidad del Rosario y Rocío Molina Béjar, fonoaudióloga de la Asociación Colombiana de Fonoaudiología (Asofono).

En general, esos múltiples virus “producirían un daño en la cavidad central del laberinto óseo del oído interno, o en la falta de circulación sanguínea en las células sensoriales del oído interno, lo que allí ocasionaría un infarto; otra hipótesis tiene su sustento en una reacción del sistema autoinmune”, explica la doctora Rivas.

Igualmente, una de las teorías más estudiadas es la mezcla de las dos clases de líquidos, ubicados dentro del oído interno, el líquido perilinfático (que va en la periferia del caracol en el oído interno) y el líquido endolinfático (que está donde terminan las estructuras del nervio auditivo).

La energía sonora llega al oído haciendo vibrar la membrana timpánica, estos movimientos son transmitidos en el oído medio por la cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo) hacia el oído interno, a través de la ventana oval. Desde aquí, las ondas se replican en los líquidos de la cóclea y estimulan las estructuras sensoriales que posteriormente transmiten la información al cerebro donde es interpretado como sonido. Cuando se presenta mezcla de los líquidos del oído interno se puede producir disminución o pérdida total de la audición.

Consulta y tratamiento.

Así parezca algo momentáneo o que no tenga una base de fondo, ni se deba a ninguna enfermedad conocida, es importante que la persona con sordera súbita consulte con el especialista, quien establecerá el diagnóstico detallado de la situación así como las medidas que se deben seguir.

“De una rápida intervención dependen los resultados positivos que se puedan obtener”, precisa Viviana Gutiérrez, audióloga de la Clínica Rivas. Es más, se ha encontrado que aquellos pacientes que consultan dentro de los primeros siete días, se recuperan mejor.

“Por lo general, alrededor de un 30 por ciento de los afectados con la sordera súbita se recuperan totalmente; otro 30 por ciento lo hace de forma incompleta, y el porcentaje restante no se recupera”, sostiene el médico Ramiro Vergara, en el Tratado de Audiología de Rivas y Ariza.

Puede acudirse a medicamentos, que son efectivos en muchos casos; pero, si la molestia continúa, hay que pensar en las ayudas auditivas, como los implantes cocleares y los audífonos, para lograr la amplificación auditiva y evitar que se afecte la comunicación.

TRATE SUS OIDOS CON CUIDADO Y BUENA HIGIENE.

Para asear sus oídos utilice un método adecuado de higiene: nunca use copitos u otros elementos, ya que pueden empujar la cera y formar un tapón.

Además, debe limpiar los oídos por dentro y por fuera.

No introduzca ningún objeto punzante, pues además de empujar la cera , puede ocasionar una lesión e infectar el oído.

Durante el baño corporal, es el momento ideal para hacer la limpieza, porque los oídos están húmedos y es más fácil asearlos, gracias a que el agua actúa por si sola , deshaciendo el cerumen formado en el oído.

Esto evitará recurrir a palillos, copitos, o cualquier otro objeto que pueda hacerse daño.

Para prevenir la pérdida de la capacidad auditiva evite el uso excesivo de auriculares, que son negativos para la salud de este órgano.

Acuda al especialista cuando sienta que algo no va bien con su audición. El estar atento a cualquier señal de alerta puede evitar problemas más graves e incluso, revertir aquellos que están comenzando.

TENGA EN CUENTA.

¿En qué momento se debe acudir al especialista y cada cuánto es adecuado hacerse un chequeo, para conocer su salud auditiva? Se debe tener en cuenta los siguientes síntomas: cambios en la sensibilidad auditiva, pérdida auditiva repentina e, incluso, progresiva, zumbido o ruido en los oídos conocido como acúfenos, sensación de plenitud aural: la persona siente sus oídos están tapados como si estuvieran llenos de agua y, ocasionalmente, se puede sentir dolor o sensación de vértigo. Sí cualquiera de estos síntomas aparece se debe acudir de inmediato al médico para su adecuada intervención.

Los chequeos de control se deben realizar mínimo una vez al año, y para personas con diagnóstico de pérdida auditiva, el control debe realizarse por lo menos cada seis meses.

Fuentes: Liliana Dottor, fonoaudióloga de la Universidad del Rosario y Rocío Molina Béjar, fonoaudióloga – Asociación Colombiana de Fonoaudiología (Asofono).

.

NO PASE POR ALTO ESTAS RECOMENDACIONES.

1. No coloque dentro del oído ningún tipo de objeto que no haya sido fabricado específicamente con ese propósito.

2. Evite introducir llaves, puntas de lápiz, alambres, o pinzas para el cabello.

3. Utilice la toalla para limpiar por dentro y por fuera los oídos.

4. Si sospecha de una infección, consulte a su médico. La mayoría de las pérdidas de audición son causadas por catarros, gripas e infecciones que no se atendieron a tiempo.

5. Use las gotas para los oídos sólo bajo prescripción médica.

6. Si siente comezón en los oídos, consulte, también, al médico. Puede tratarse de hongos que deben ser erradicados con medicamentos.

7. Incluso, la formación de tapones de cerumen deben ser removidos por el médico o el audiólogo.

8. Si tiene problemas auditivos, extreme las medidas de cuidado. Utilice tapones especiales para nadar o aplique en los oídos unas gotas de aceite para bebé, que le servirán como impermeabilizante y, además permiten la evacuación del agua después del baño.

9. Evite el uso de medicamentos ototóxicos como gentamicina, garamicina y amikasina (Este tipo de medicamentos son aquellos que, al ser usados para ciertas enfermedades, causan sordera).

10. Evite la exposición cercana a fuentes de ruido intenso, como maquinaria pesada, bocinas o fiestas con exagerados niveles de ruido.

11. Asimismo, evite golpes y juegos bruscos que puedan afectar sus oídos.

12. No subestime el potencial de un daño serio a la audición producido por enfermedades aparentemente no relacionadas, como resfríos severos y en el caso de los niños patologías como: paperas, sarampión y tos convulsiva con causas significativas de pérdida auditiva.

13. Infecciones del oído como ‘picazón de la natación’, no es una pequeñez.

Consulte al especialista.

14. Cualquier secreción en los oídos, pérdida auditiva súbita, dolor en uno o en ambos de ellos, así como mareo agudo o crónico deberán ser evaluados sin demora por profesionales de las salud.

Fuente: Ángela María López - audióloga del Centro Médico Imbanaco, de Cali y presidenta de la Asociación Colombiana de Audiología (Asoaudio).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.