Secciones
Síguenos en:
Las tareas más urgentes a fondo

Las tareas más urgentes a fondo

Buscar desarrollo económico integral ÁLVARO MONTENEGRO INVESTIGADOR ASOCIADO FEDESARROLLO Los presidentes recientes serán recordados por eventos prominentes asociados a su Gobierno, pero ninguno en particular por el desarrollo económico. Es importante subrayar que crecimiento económico no es lo mismo que desarrollo económico. Este último es un concepto integral que incluye, como mínimo, una combinación de alto crecimiento y buena distribución del ingreso. En Colombia se ha favorecido el crecimiento y descuidado la distribución, a tal punto que, en comparaciones internacionales, tenemos una de las peores distribuciones del mundo y el nuevo Gobierno tendrá mucho que hacer en este frente.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de junio 2010 , 12:00 a. m.

Una mala distribución merma la productividad de la fuerza laboral; los trabajadores rinden menos porque disminuyen sus oportunidades de educación, capacitación y salud. También hace difícil que las personas de bajos ingresos y buenas ideas obtengan los créditos necesarios para cristalizar sus inversiones, y fomenta conflictos sociales que atentan contra el clima general de los negocios y contra el crecimiento económico.

Infortunadamente, prevalece la idea de crecer primero y distribuir después.

Pero esto puede estar cambiando: economistas como Alesina, Rodrick, Solimano, Tabellini, Stewart y Deininger comienzan a cuestionar esta secuencia y concluyen que los países con mala distribución del ingreso muestran menor crecimiento posterior.

Aunque las economías tienden a crecer por sí solas, impulsadas por la iniciativa individual y el ánimo de lucro, las políticas oficiales a veces sirven más de lastre que de ayuda –hay quien dice que la economía colombiana crece, a pesar de los gobiernos–.

Ojalá el nuevo Gobierno se abstenga de fomentar la inseguridad jurídica y los cambios frecuentes en las reglas de juego, y no haga más reformas laborales ni ponga más impuestos; y bienvenido el impulso a la educación, la edificación de vivienda y el comercio exterior, acciones que, mejorarán el crecimiento y la equidad.

Un paso hacia la terminación de la guerra LEÓN VALENCIA DIRECTOR DE LA CORPORACIÓN NUEVO ARCO IRIS Quizás el principal reto del nuevo mandatario sea terminar esta larga guerra. A lo largo de los ocho años del Gobierno de Álvaro Uribe se han producido dos hechos fundamentales: uno, se les ha arrebatado a las guerrillas toda posibilidad de triunfo por las armas; dos, el Estado ha comprobado, igualmente, que no está en condiciones, en el mediano plazo, de acabar de un todo y por todo con estas fuerzas por la vía militar.

Colombia ha escalado la inversión en defensa hasta 4,6 por ciento del PIB, según Planeación Nacional, o hasta 6,0 según analistas independientes; durante los últimos años la ayuda militar de EE. UU. ha sobrepasado los US$ 500 millones por año; los empresarios han aportado más de seis billones de pesos a través del impuesto de guerra; la Fuerza Pública ha pasado de 260.000 efectivos a 450.0000.

Con este gran esfuerzo se ha logrado expulsar a las guerrillas de los grandes centros de población y producción, se ha golpeado su mando central, se han reducido sus efectivos y limitado su accionar. Pero es obligatorio aceptar que estas fuerzas aún están vivas. Han creado nuevos escenarios de guerra en la cordillera Central y en las fronteras con Ecuador y Venezuela y están ensayando modalidades como las operaciones comando, para incursionar de improviso en poblaciones importantes, y el uso generalizado de minas antipersonales, con gran afectación para las Fuerzas Militares y la población civil. En 2009 y en lo que va del 2010 la operatividad de estas organizaciones ha aumentado en cerca de un 30 por ciento frente al 2008.

Al nuevo mandatario le resultara difícil, sino imposible, escalar más la inversión en medio de la crisis económica y de las restricciones que el Gobierno de EE. UU. le está imponiendo a su ayuda. Esta situación lo obligará a combinar la presión militar con alguna estrategia de negociación, con miras a dar un paso serio hacia la terminación de la guerra y hacia la búsqueda de reconciliación nacional.

Restablecer diálogo con el poder judicial GLORIA MARÍA BORRERO RESTREPO DIRECTORA CORPORACIÓN EXCELENCIA EN LA JUSTICIA Será las prioridades del nuevo Gobierno restablecer y consolidar la armonía y la cooperación entre el Ejecutivo y la Rama Judicial. Para ello debe aplicarse la siguiente receta: 1. Restablecer el diálogo franco, transparente, pero no a través de los medios de comunicación, sino rescatando las instancias de coordinación existentes.

2. Crear rápidamente el Ministerio de Justicia y del Derecho y nombrar un Ministro de las más altas calidades, que sirva de puente entre las dos Ramas.

3. Acatar las decisiones de los jueces y, si no se está de acuerdo con ellas, utilizar los propios recursos de impugnación al interior de los procesos o el diálogo “privado” con los superiores de los jueces.

4. Crear verdaderas, útiles y no solo retóricas, estrategias de coordinación, pues la justicia es una política de Estado.

5. Concertar la reforma que requiere el sistema judicial y, si ello no es posible, propiciar un amplio debate en el Congreso, en el que se expongan las opciones con transparencia y teniendo en cuenta sólo los altos fines del estado de derecho.

6. Concertar un plan inmediato para las reformas de carácter técnico y de gestión sobre las que no hay acuerdo y para darle a la justicia los recursos económicos que se requieran para su implementación.

7. La judicatura debe promover que los jueces sean más estrictos en el cumplimiento de la ley, cerrando los espacios para interpretaciones "creativas" que se apartan de ella. Igualmente debe emprender una lucha frontal contra la corrupción de jueces y funcionarios.

8. Los jueces y los fiscales deben ser conscientes de la falta de legitimidad que entre los ciudadanos tiene la justicia y esforzarse en su mejoramiento efectivo, poniendo todo de sí y utilizando de manera eficiente los recursos puestos a su disposición y no seguir escudándose en la parcial congestión y en la falta de presupuesto suficiente.

Reforzar la mirada al mundo GUILLERMO FERNÁNDEZ DE SOTO EX CANCILLER DE COLOMBIA 1- La política exterior exige criterios de participación mucho más audaces que los del pasado y debería estar orientada por el principio respice omnia (mirar al conjunto).

2- La política internacional debe ser de unidad nacional y, en ningún caso, utilizada para dirimir controversias políticas internas.

3- La buena vecindad debe ser una de las prioridades de la política externa, precisamente por las dificultades que con frecuencia deben enfrentarse para cumplir con ese propósito. Es necesario preservar los intereses de la seguridad nacional sin perder de vista las expectativas y realidades de nuestros vecinos.

4- Definir un nuevo paradigma para la integración, que Colombia debe liderar con el criterio de un regionalismo interdependiente, sustentado en una agenda multidimensional innovadora.

–En temas específicos se sugiere: EE. UU. Crear una nueva agenda diversificada y lograr el consenso bipartidista en ese país para garantizar la alianza estratégica.

Venezuela. Administrar las dificultades y encontrar la manera de reactivar, sobre la base de unos mínimos consensos, los mecanismos binacionales que, en los últimos años, no han funcionado. Podría pensarse en un mecanismo de verificación internacional que ayude a restablecer la confianza.

Ecuador. Desarrollar la hoja de ruta que los dos gobiernos han establecido para completar la normalización de las relaciones diplomáticas. Colombia debe darles atención prioritaria a las controversias que tiene en la Corte Internacional de Justicia con Ecuador y con Nicaragua.

China y Asia-Pacífico. Es un escenario indispensable de inserción de Colombia.

UniónEuropea. Construir una agenda que vaya más allá del libre comercio.

Narcotráfico. Colombia debe proponer una revisión a la estrategia global de la lucha contra las drogas ilícitas.

Por último, creo que la defensa y la promoción de los DD. HH., como política de Estado de largo plazo, serán fundamentales para preservar la cooperación internacional con Colombia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.