Se fue el maestro de Roldanillo

Se fue el maestro de Roldanillo

Tres años atrás, el pintor Ómar Rayo estuvo 30 horas en coma. Un infarto casi se lo lleva, pero el fornido artista vallecaucano reaccionó y se recuperó.

08 de junio 2010 , 12:00 a.m.

En ese momento, dijo que tras “escapar de la muerte” pintaba “con todo el abecedario”; además, incluía más amarillo y azul en su obra, que siempre fue roja, negra y blanca. Y así, inspirado por su familia y el arte presentó en el Mambo ‘Los juguetes de Mateo’, en homenaje a su nieto. Esa fue su última exposición.

“No puedo más. Estoy al término de mis fuerzas”. Es la frase que en los últimos meses repetía el pintor Ómar Rayo, para referirse a sus desvelos por el Museo Ómar Rayo, en Roldanillo, al que dedicaba todo su empeño.

La fortaleza que irradiaba con sus casi dos metros de estatura, pobladas cejas y mirada intensa se fue minando en los últimos meses, agobiado por quebrantos de salud y por las angustias por la supervivencia del Museo Rayo, al que llamaba su ‘hijo bobo’.

En la madrugada de ayer su corazón le recordó que era débil y, esta vez, la muerte se lo llevó.

El pintor, grabador y escultor colombiano, quien se caracterizó por sus figuras geométricas y de gran colorido, falleció a los 82 años de edad, en una clínica de Cali, a donde fue trasladado tras sufrir un infarto, en la casa donde vivía en su natal municipio de Roldanillo, departamento de Valle del Cauca. Murió en el trayecto.

Alejandro Mendoza, uno de los auxiliares del artista, dijo que Rayo estaba desayunando cuando se derrumbó.

“Llamamos a la Policía y al hospital, donde lo reanimaron y lo remitieron a Cali (capital de Valle), pero al llegar a la población de Palmira se agravó e ingresó sin signos vitales a la clínica del lugar”, narró Mendoza.

En Roldanillo (Valle del Cauca), la tierra natal de Ómar Rayo, hoy es la velación en el Museo y mañana se realizarán sus honras fúnebres.

En el pueblo, el Cuerpo de Bomberos está haciendo un toque de sirena cada hora, en señal de duelo. “El pueblo está triste. La gente llegó a las puertas del Museo con caras largas. El maestro era una gloria”, comentó Hugo Fernando Lozano, empleado que lleva 13 años en el Museo Rayo.

Ahora, el legado cultural del artista vallecaucano que le dedicó toda su vida al municipio de Roldanillo, en el norte del Valle del Cauca, es el Museo Rayo. Era su vida y su quebranto. Ahí permanecen centenares de sus obras. Antes de morir, su principal preocupación era que el museo continuara con su misión.

UNA VIDA PARA EL ARTE Rayo nació el 20 de enero de 1928 en Roldanillo. La primera obra que plasmó fue la sombra de un perro que se proyectaba en su cuarto, y uso un carbón.

Ese primer contacto lo marcó con el blanco y el negro, que luego dominarían sus obras. Empezó en su adolescencia gracias a un aviso en el que se anunciaba un curso de dibujo por correspondencia de la Academia Zaer de Buenos Aires (Argentina).

Desde 1948, Rayo empezó sus exposiciones y ganó el Salón Nacional de Artistas de Colombia y un premio especial en la Primera Bienal de Grabado Latinoamericano, de San Juan Puerto Rico, en 1970.

De 1959 a 1960 vivió en México, gracias a una beca otorgada por la Organización de Estados Americanos (OEA), y luego con otra beca estuvo en Nueva York, ciudad en la que se radicó hasta 1976 y donde tenía un apartamento en el que vivía buena parte del año.

En 1981 fundó el Museo Rayo de Dibujo y Grabado Latinoamericano, que dirigía. Su obra estaba enfocada en figuras geométricas como cuadrados, rectángulos y líneas con colores.

LOS MÁS CERCANOS.

PAULA MARCELA MORENO Ministra de Cultura Su compromiso artístico lo llevó a establecer uno de los primeros museos regionales de arte moderno en Colombia, sembrando el gusto por las colecciones entre su contexto más próximo.

GLORIA ZEA Directora del MamBo Sabía que tenía un corazón débil. Casi ni pudo venir a su exposición ‘Los juguetes de Mateo’, el año pasado. Era uno de los más importantes artistas colombianos. Nunca desvió su camino del tema del trabajo geométrico.

AGUEDA PIZARRO DE RAYO Esposa del artista Era una persona totalmente entregada al arte, que se entregó a su país y a su pueblo.

CARLOS ALBERTO GONZÁLEZ Director del Museo Art Déco Es una pérdida para el arte colombiano y latinoamericano, No hay duda de eso, porque Ómar Rayo fue uno de los pioneros en abrir espacios en el mundo del arte internacional con su presencia en Nueva York

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.