Secciones
Síguenos en:
MALTA, TIERRA MEDITERRÁNEA

MALTA, TIERRA MEDITERRÁNEA

Gigantescos bloques de piedra, superpuestos sin tallas ni labrados, forman una edificación que fue construida en honor a una divinidad. El sol calienta el mineral, mientras que los turistas observan con admiración la monumental obra. Son los templos prehistóricos de Ggantja, localizados en Gozo, una de las tres islas del archipiélago maltés. Esta isla, junto con Malta, Comino y Cominoto, conforman la República de Malta, que solo tiene 19 años, ubicada en el centro del mar Mediterráneo, a unos 90 kilómetros al sur de Sicilia y a 230 kilómetros de la costa norteafricana.

Allí, la historia del mundo se hace presente. Vestigios de la Edad de Piedra tardía unos 5.000 años antes de Cristo y de la cultura de los Caballeros Hospitalarios de San Juan, así lo demuestran.

Hasta hace poco, las pirámides de Giseh en Egipto eran consideradas como los monumentos arquitectónicos más antiguos de la tierra. Sin embargo, recientes investigaciones han demostrado que los templos megalíticos de Malta tienen quinientos e incluso mil años más de antigedad.

Su existencia continúa siendo un misterio para los arqueólogos, quienes se asombraron al descubrir que las piedras del templo de Hagar Qim, en la isla de Malta, que pesan tonelas, están labradas de una forma tan precisa que se encuentran alineadas perfectamente unas a otras. Y lo más sorprendente es que el trabajo se realizó con herramientas hechas también en piedra. Al parecer, los habitantes despreciaban el metal.

Pero si algo amaban eran sus divinidades. Así lo deja ver el templo subterráneo del Hal Saflieni, llamado Hipogeo. Esta construcción fue excavada en la roca durante varios siglos para ser un lugar de culto, un camposanto (allí se han hallado los huesos de más de siete mil personas) y el sitio donde se formaban las sacerdotisas.

Y es que la religión jugó un papel importante en la vida de los malteses. Después que desaparecieron los aborígenes y la isla fue invadida por griegos, fenicios, cartagineses, romanos y aragones, quienes la ocuparon fueron los Caballeros Hospitalarios de San Juan. Ellos la recibieron de manos del emperador Carlos V de Alemania y I de España.

Al comienzo su estadía no fue grata, pues tuvieron que enfrentarse con los turcos. En los museos de La Valletta, capital de la República de Malta, a través de los cuadros y documentos puede hacerse una idea de lo cruel que fue esta lucha, conocida como el Gran Sitio de Malta.

Tras su victoria, los Caballeros se dedicaron a la arquitectura. De esta época son las construcciones que se admiran hoy: la Co-Catedral de San Juan, el Palacio del Gran Maestre y la Armería.

Pero en Malta hay más que historia y cultura. El sol, la playa y el mar invitan a pasar una temporada activa. Nadadores, buceadores, golfistas y en general quienes aman los deportes que tienen que ver con estos elementos, disfrutan de su estancia en esta paradisíaca isla.

Y algo curioso. Aquellos que conocen Cartagena encontrarán la similitud y parecido que tienen las fortalezas de Malta con la Ciudad Heróica. Asimismo, los acontecimientos históricos sucedidos en Malta, como fueron los sitios y los ataques de piratas y corsarios, son algo semejantes a los de la Heróica. Claro que Cartagena no fue visitada por San Pablo Apóstol. DATOS VITALES Bogotá-Madrid: US$1.337 (ida y regreso) Madrid-Malta: vía Air Malta dos veces por semana (viernes y miércoles). Italia-Malta: vía Navigazione Tirrenia (barco) tres veces por semana y una desde Nápoles. Quienes viajan a Malta pueden alojarse en hoteles de diversa categoría o alquilar bungalows privados en urbanizaciones turísticas, apartamentos e incluso chalés. Malta es célebre por sus trabajos de filigrana de oro y plata y por los encajes hechos a mano, que se pueden adquirir en el comercio, abierto desde las 9 de la mañana hasta las 7 de la noche. El país ofrece a sus visitantes un excelente vino, gracias a las condiciones climáticas, para acompañar el famoso pan maltés y el delicioso pescado, comidas típicas de este país. Moneda: lira maltesa, equivale a 2.68 dólares.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.