Crimen pasional en Usaquén

Crimen pasional en Usaquén

Las autoridades no descartan que detrás del crimen de un hombre de 50 años, ocurrido esta semana en una casa del barrio Villas de Andalucía, en Usaquén, existan motivos pasionales.

29 de abril 2010 , 12:00 a.m.

Juan Miguel Bermeo Bermeo, comerciante y ex alcalde del municipio de El Paujil (Caquetá), resultó ser la víctima de este episodio que se registró dentro de un conjunto residencial situado en la calle 180 con carrera 11.

El hombre asesinado, que según fuentes allegadas al caso sería homosexual, presentaba signos de haber sido ahorcado y tenía un corte en el cuello causado con arma blanca.

Reconstrucción del crimen Las indagaciones preliminares señalan que Juan Miguel Bermeo Bermeo llegó a su residencia, ubicada en el conjunto Balcones de Andalucía, el pasado lunes a las 10:30 de la noche. El vigilante de turno señaló que arribó al lugar acompañado de un joven.

La pareja entró a la casa 56, donde Bermeo vivía con su compañero sentimental, quien ese día se encontraba de viaje en el Caquetá.

Sobre las 3 a.m. del martes, los vecinos escucharon gritos provenientes de la casa de Bermeo. Una mujer se comunicó con el vigilante de la portería y le pidió que llamara a la casa 56, porque algo que estaba ocurriendo allí no los dejaba dormir.

El celador llamó a través del citófono y contestó un hombre –aparentemente el joven que entró con Bermeo– quien le respondió que el escándalo no era más que una simple discusión.

Horas después, a eso de las 8 a.m., llegó al sitio la empleada doméstica que frecuentemente se encargaba del aseo en la casa de Juan Miguel Bermeo, pero él nunca le abrió la puerta.

Entonces, la mujer fue hasta el supermercado que su patrón tenía a pocas cuadras de allí –en el sector de El Verbenal–, pero el negocio estaba cerrado. La empleada decidió avisar a la Policía de la localidad.

Descubren el cuerpo A las 2 p.m. del martes, uniformados de la Policía de Usaquén llegaron al conjunto para averiguar por la suerte de Juan Miguel Bermeo.

Los agentes decidieron ingresar a la vivienda de tres pisos a través de la terraza de una casa vecina y encontraron el cadáver del dueño del inmueble tendido en un pasillo de la tercera planta.

El CTI de la Fiscalía arribó al lugar e inició el levantamiento del cadáver.

El reporte forense indica que la víctima fue ahorcada con un cordón y que, posteriormente, fue degollada. El bisturí con el que presuntamente se cometió el crimen fue hallado en el tanque de uno de los sanitarios.

Una fuente allegada a la investigación señaló que, al parecer, el asesino intentó en vano incinerar el cuerpo de su víctima, ya que sobre ella había varias prendas quemadas, que previamente fueron rociadas con whisky y ron.

Así mismo, algunos lugares de la casa fueron saqueados aunque sólo desaparecieron un celular y algunas joyas de la víctima.

Sobre las 5 p.m. llegó al sitio el compañero sentimental de Juan Miguel Bermeo, y los investigadores lo pusieron al tanto del caso que, a manera de hipótesis, atribuyen a un asunto pasional.

El único sospechoso parece ser el joven que el lunes por la noche entró con la víctima al conjunto residencial, pero los investigadores apenas cuentan con una vaga descripción entregada por el vigilante, quien dice que nunca lo vio salir por la portería.

Un hecho similar se descubrió el pasado 12 de abril en un conjunto residencial de Ciudad Salitre. Un comerciante, de condición homosexual, fue asesinado dentro de su apartamento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.