La Expo, para vivir Shanghái

La Expo, para vivir Shanghái

VIENE DE LA PÁGINA 2-1

29 de abril 2010 , 12:00 a.m.

Sin embargo, más allá de las contribuciones a la humanidad que puedan encontrarse en la Expo 2010, Shanghái es en sí misma un destino increíble. A esta ciudad multifacética vale la pena dedicarle algunos días con el fin de desentrañar algunos de sus contrastes y de sus lugares mágicos e históricos.

Lo que no se pueden perder La ciudad, ubicada al sur del delta del Yangzi, está sembrada con más de 4.000 rascacielos, además de barrios de estilo francés e inglés; puentes gigantescos y el imponente río Huangpu, que divide sus 6.340 kilómetros cuadrados en dos, y está atravesado por 12 túneles entre ambas orillas.

Gracias a la Expo 2010, la ciudad se ha renovado en los últimos años y ahora puede mostrar 420 kilómetros de líneas de metro, que la hacen una de las más grandes del mundo.

Shanghái tiene un poco de París, pero también en ella se encuentra algo de Nueva York y un toque de Las Vegas. Algo que hace parte del carácter de un país que se debate entre la tradición y la modernidad, y de una ciudad donde en los últimos 20 años han proliferado modernísimos barrios de negocios que buscan competir con Londres o Nueva York como centro de finanzas internacionales, pese a las trabas de un país comunista.

En la lista de los lugares que se deben visitar está el Jardín de Yuyuan, un refugio de paz en medio del agite en el que viven las multitudes. Este sitio del norte de la ciudad, diseñado durante la dinastía Ming (entre 1559 y 1577), es un oasis de jardines florecidos, templos, rocas y dragones. Desde 1982 es monumento nacional y a su alrededor, en un bazar, se puede disfrutar de numerosos restaurantes, cafés y tiendas para hacer compras.

Otro lugar magnífico es el Templo del Buda de Jade, el centro budista de la ciudad, donde se levantan dos estatuas de Buda –una de ellas de 2 metros de altura–. Por supuesto, un plan infaltable es caminar por las calles del Bund, como los británicos llamaron el malecón. Esta es una zona de edificios que se erigen a orillas del río Huangpu, frente al barrio Pudong, donde funcionan la bolsa de valores, 17.000 empresas de capitales extranjeros y 600 instituciones financieras chinas y extranjeras.

Entre los tesoros por descubrir en este centro cultural y de negocios, no puede faltar la visita a uno de los museos más grandes de Asia, el Shanghái, dedicado al arte chino antiguo, con una colección de más de 120 mil piezas, entre bronces, esculturas, cerámicas, caligrafías, sellos, muebles y artes de las minorías chinas.

No se puede ir sin viajar en el tren Transrapid, que une a la ciudad con el aeropuerto y que se desplaza mediante sistemas de levitación magnética. Su velocidad máxima es de 500 kilómetros por hora, lo que lo convierte en el más veloz del mundo.

La noche vibra en las calles de Shanghái.

Algo que no debe faltar en una visita a Shanghái es apreciar su vida nocturna, y una buena manera de hacerlo es caminar por la calle Nanjing que arranca en el Peace Hotel y termina en el Park Hotel. Allí está el movimiento, con personas que van y vienen; jóvenes a la moda; vendedores de carteras y relojes; restaurantes orientales y occidentales que compiten por la atención de los transeúntes con vitrinas de Gucci, Prada y otros diseñadores de talla mundial. Esta es la faceta moderna, la del consumo, la de las luces de neón. Con la caída del sol los rascacielos del distrito de Pudong parecen aún más imponentes. Allí están Jin Mao, el edificio más alto de China y el quinto más alto del mundo. Mide 420,5 metros de altura, 88 pisos y su cúpula tiene forma de pagoda.

Si usted va...

El trámite de la visa cuesta entre 75.000 pesos y 250.000.

Desde Colombia se puede viajar haciendo conexión en Estados Unidos o en Europa.

Los tiquetes aéreos se pueden conseguir desde 1.700 dólares ida y vuelta (unos 3’400.000 pesos).

En Colombia se consiguen paquetes desde 1.650 dólares que incluyen, entre otros, 9 noches de alojamiento, comidas, tiquetes aéreos entre Shanghái, Xian y Pekín y visitas especiales.

Disfrutar Shanghái y sus alrededores es posible con un presupuesto aproximado de unos 500 dólares por persona.

El boleto por recorrido en tren magnético cuesta 15 dólares.

El boleto de admisión a la Feria Expo Shanghái, 30 dólares.

Visita al Museo de Shanghái , 38 dólares (colección de piezas antiguas de bronce).

La agencia Orientur ofrece recorridos de todo el día para conocer el Jardín Yuyuan, el Templo de Buda de Jade el Puente Nanpu y el Bund por 110 dólares, por persona.

EMBAJADA DE CHINA EN COLOMBIA, CARRERA 16 NO 98-30, BOGOTÁ, (1) 6223215.

ORIENTUR (1) 2116420, 2116649. AVIATUR WWW.AVIATUR.COM.CO .

planes de la expo.

SHANGHAI, AFP 30 de abril: ceremonia de apertura con fuegos artificiales a lo largo del río Huangpu.

1º de mayo: primer día de la Expo; se esperan 600.000 visitantes.

13 de mayo: concierto ‘Jazz, una tradición estadounidense’.

2 de junio: Día de Italia, invitado el compositor Ennio Morricone, autor de más de 500 partituras para películas.

21 de junio: Francia celebra su Fiesta de la Música.

17 de julio: Bollywood desembarca a orillas de Huangpu con medio centenar de artistas para celebrar los 40 años de esta máquina de sueños de India.

8 de septiembre: Gran Bretaña presenta en estreno ‘Swanning Around’, un espectáculo de danza.

1 de octubre: fiesta nacional china.

31 de octubre: fin de las festividades y ceremonia de clausura

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.