velo islámico debate al rojo en Europa

velo islámico debate al rojo en Europa

¿Puede ir Najwa Malha a clase con su hiyab (pañuelo islámico)? El debate, que apenas arranca en España por la prohibición de una escuela pública a que una alumna musulmana acuda a clases con su hiyab (ver tipos de velo), tiene ya largo recorrido en Europa, y países como Bélgica y Francia están en proceso de aprobar una legislación que prohíba el uso en público del velo integral (el burka y el niqab, que ocultan completamete el rostro).

25 de abril 2010 , 12:00 a.m.

El presidente francés Nicolas Sarkozy está dispuesto –a pesar del dictamen contrario del Consejo Consultivo– a prohibir el uso público de cualquier prenda que cubra el rostro. Sarkozy aseguró: “No podemos aceptar en nuestro país a mujeres prisioneras tras una rejilla, aisladas de toda vida social y privadas de identidad. No es la idea que la República Francesa tiene de la dignidad de la mujer”.

Francia pondrá a consideración legislativa su proyecto en mayo en medio de la polémica, porque también prohibiría a las turistas musulmanas usarlo, a lo que el defensor del pueblo francés respondió con ironía: “Cómo van a hacer con las saudíes que vienen de compras a los Campos Elíseos”. En Francia hay cinco millones de musulmanes. Unas 1.900 mujeres usan el velo integral.

Bélgica se le adelantó a París y su parlamento tenía pensado votar la prohibición el pasado jueves, pero la crisis de Gobierno hizo que lo aplazaran.

Un sondeo del diario británico Financial Times aseguró en febrero que más de la mitad de los votantes de los cinco mayores países europeos están a favor de esa prohibición. En Francia, la cifra alcanza el 70 por ciento; en España, el 65; en Italia, el 63; en el Reino Unido, el 57; y en Alemania, el 50. La misma encuesta asegura que en Estados Unidos el respaldo a esa prohibición es sólo del 33.

El sondeo profundiza y demuestra que el rechazo a los símbolos religiosos se circunscribe a los islámicos, porque sólo el 22 por ciento de los franceses ó el 9 de los británicos apuestan por prohibir también los símbolos católicos. España ha dado pasos en la prohibición de crucifijos en las aulas de clase.

Las normativas actuales en Europa divergen. Unos países consideran que la mujer que usa el hiyab, el niqab o el burka está discriminada. Otros entienden que su uso es parte de la libertad personal a elegir cómo vestirse y relacionarse. Para los primeros, estas prendas son símbolo de la sumisión de la mujer. Para los segundos, su prohibición sería un ataque a la libertad religiosa. Bélgica asegura que pretende prohibirlos porque impiden la identificación.

Leyes podrían caer En Francia ya está prohibido portar símbolos religiosos en las escuelas.

Las niñas alemanas sí pueden acudir a clase con pañuelo islámico, pero no las profesoras. En el Reino Unido no hay ninguna legislación al respecto, y en Bélgica las funcionarias no pueden usar el pañuelo islámico en algunas ciudades, ni las niñas en los colegios.

En Holanda, como en España, cada colegio decide según su reglamento interno.

Los holandeses explican en su legislación que siempre debe hacerse evitando actos de discriminación.

El debate es enconado entre partidarios y detractores. El constitucionalista belga Dominique Rousseau considera que “aplicando una jurisprudencia tradicional, el Consejo Constitucional constatará que la prohibición, por general, es desproporcionada para el objetivo que busca, no tiene fundamento jurídico y atenta contra los principios de la Declaración de Derechos Humanos”. Este experto opina que los partidarios del burka o el niqab podrían ir a la Corte Europea de DD.HH., que podría darles la razón y tumbar todas estas leyes.

Judith Sunderland, investigadora de Human Rights Watch –contraria a la limitación– considera que “prohibiciones de este tipo crean una situación en la que todo el mundo sale perdiendo. Violan los derechos de quienes eligieron vestirse así y no ayudan en nada a quienes son obligadas a llevarlo”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.