‘La ola’, los efectos del fascismo hoy

‘La ola’, los efectos del fascismo hoy

Desde muy joven, el realizador alemán Dennis Gansel (Hamburgo, 1973) conoció de primera mano lo que sucedió durante la Segunda Guerra Mundial en Alemania. Su abuelo, un soldado del ejército nazi, le contaba historias acerca de la ilusión que despertó Hitler en su país y de cómo esa ideología había marcado a la juventud. A Gansel ese tema siempre lo obsesionó, y se convirtió en una marca de su trabajo cinematográfico; primero con Nápola, en la que explora las vivencias de un adolescente adoctrinado por los nazis en la Segunda Guerra Mundial y con La ola, estrenada ayer en Colombia, sobre las consecuencias de reactivar las ideas fascistas en el salón de clase.

24 de abril 2010 , 12:00 a.m.

“En Alemania siempre se ha tenido la idea de que el fascismo no puede volver a suceder, que era algo del pasado, pero quedé fascinado con la pregunta: ¿podría pasar de nuevo? Eso me llevó a esta cinta”, le dijo Gansel a EL TIEMPO, vía telefónica, desde Berlín.

La idea comenzó a rondarle en la cabeza desde 1986, cuando leyó el libro The Third Wave (La tercera ola) de Ron Jones, en el que el autor contaba cómo al tratar de aplicar los principios del fascismo y la autocracia en uno de sus salones de clase, las cosas se salieron de control. “Un experimento con intenciones pedagógicas termina mal por una aplicación errónea de las ideas.

Eso pasó a fines de los 60, pero podría repetirse en cualquier momento, en cualquier lugar”, agrega.

Más de dos décadas después el director pudo llevar su idea al cine. No le interesaba revivirla en su contexto original, sino en el actual, cuando las huellas del totalitarismo parecen más difusas en Alemania. “Jones accedió a ayudarnos en la película (incluso tiene una pequeña aparición ante las cámaras); sirvió de inspiración para el personaje de Rainer, profesor de un colegio que tuvo un pasado revolucionario y que, ahora, tiene que dar una clase de algo que odió toda la vida”, explica.

Jürgen Vogel encarna al docente rebelde y maduro que sigue usando camisas de Ramones, quien decide dejar de recordarles a sus alumnos quién era Adolfo Hitler. En lugar de ello, adopta un minirrégimen totalitario en el salón.

“La cinta no es sobre un grupo neonazi, sino acerca de una ideología que se camufla en la mente de los chicos”, insiste el director.

La ola, según Gansel, generó muchas discusiones entre maestros y alumnos acerca del tema y de muchos psicólogos que debatieron el efecto del filme.

- QUIÉN ES DENNIS GANSEL Estudió cine en Múnich. Hizo cortos de comedias, video experimental y acción, antes de interesarse en el tema de los efectos de las ideologías en la sociedad. "Ahora he querido darle un descanso al tema”, anota.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.