OPINIÓN La nueva mentira

OPINIÓN La nueva mentira

24 de abril 2010 , 12:00 a.m.

El científico Albert Einstein siempre insistía en plantear que las matemáticas, cuando se refieren a la realidad, no son precisas, y cuando son precisas no se refieren a la realidad.

De ahí que, la modalidad de las falacias de selección de observaciones y del sofisma del hombre de paja, es la que lleva el nombre de Estadísticas de Números Pequeños. Se toman unos cuantos casos homogéneos de una serie corta y se procede a inferir la frecuencia según la cual el suceso que se estudia tiende a ocurrir en un contexto dado. Por ejemplo, las encuestas que hacen las empresas contratadas para medir el valor de la aceptación de los candidatos a ocupar el solio de Bolívar. Toman muestras, o entrevistan a x, y o z persona preguntándole por la preferencia o el rechazo. De un puñado de 10, 3 casos son estadísticamente insuficientes para medir tendencia que pueden tener algún valor de porcentualidad. Es decir, que en presencia de un número suficientemente grande, habría una tendencia matemática a obtener una razón de 30 sobre 100, que no es el caso a examinar, dada la escuálida serie de 10 eventos y solo 3 sucesos. Esta falacia de estadística de números pequeños debe ser neutralizada, porque es matemáticamente ilegítima. (Para más argumentos, consultar a Nelson Barros Cantillo, en su obra: Argumentos Forenses, Ediciones, Ciencia y Derecho, Bogotá 2005).

Y esa mentira o embuste de las encuestas que nos presentan los medios de comunicación como la T.V., a cada instante, la sacralizan, convirtiendo la tendencia en verdad. La Doxa u opinión ahora en nuestro medio es “verdad” y no Apaideussía ó ignorancia como debe ser.

Las encuestas de opinión, tienen validez relativa dentro de un universo mercantil. Pero, cuando ese universo se traslada a lo social, no son reales.

Los medios, cuyos dueños comparten el poder, han impuesto un lenguaje nuevo, basado en diminutivos que corresponden a formas directas. Minusvalizan los términos como: falsos positivos, que realmente son crímenes de lesa humanidad. Esos medios desconectan la figura delictiva del rango de su peligrosidad.

*Profesor Investigador – Grupo Cronotopía, Filosofía, Universidad del Atlántico, mochueloscantores@yahoo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.