Más casos aparecen y opacan el mensaje del Papa Benedicto XVI

Más casos aparecen y opacan el mensaje del Papa Benedicto XVI

Benedicto XVI aseguró que la Iglesia católica “actúa” ante los casos de pederastia que sacuden al clero europeo y de América desde hace meses. El Papa mencionó específicamente el viaje a Malta, el fin de semana pasado, durante el cual se reunió con víctimas de abusos sexuales en un orfanato católico en esa isla.

23 de abril 2010 , 12:00 a.m.

“Compartí sus sufrimientos y, con emoción, oré con ellos”, afirmó.

El 20 de marzo, en una carta a los fieles de Irlanda, país consternado por un escándalo en su clero, en un tono muy duro hacia el episcopado que encubrió los abusos, Benedicto XVI había expresado “vergüenza” y “remordimiento” de la Iglesia frente a esos crímenes, y definió “iniciativas concretas” para evitar su repetición.

Pero, desde entonces, una avalancha de revelaciones de casos en Europa, en América del Norte y del Sur, a menudo encubiertos por la jerarquía católica, ha sacudido a la Iglesia y ha llegado, incluso, a salpicar al Papa, acusado en Alemania y en E.U. de haber encubierto estos delitos.

Específicamente, se le señala de haber acogido –cuando era arzobispo de Múnich (Alemania)– a un sacerdote pederasta en su diócesis. Se trata de la primera vez que este escándalo salpica a la mayor autoridad de la Iglesia.

El Vaticano publicó el 12 de abril en su página web el procedimiento a seguir en caso de abuso sexual, cuyos culpables deberán ser denunciados. A mediados de ese mes, el Papa viajó a Washington y Nueva York, donde recibió a víctimas de curas pedófilos.

Esta semana, la polémica llegó a Brasil, el país con más católicos del mundo. Allí, el Vaticano reconoció que tres sacerdotes son sospechosos. La televisión divulgó una filmación con cámara oculta que muestra al sacerdote de 84 años Luiz Marques Barbosa recibiendo sexo oral de un joven delante de un altar, en el estado de Alagoas.

Ayer, el Papa aceptó la dimisión de monseñor James Moriarty, por no haber actuado para detener los abusos sexuales a niños en Irlanda. Un obispo de Bélgica, cuyo nombre se desconocía al cierre de esta edición, dimitió también a raíz de un caso de pedofilia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.