El Edwin Valero, al que conocí

El Edwin Valero, al que conocí

20 de abril 2010 , 12:00 a.m.

Escuché el nombre de Edwin Valero desde el campo aficionado, en la última década del siglo pasado, cuando en Barranquilla había nexos con el boxeo venezolano por la realización del Torneo Internacional Julio Gerléin Comelín. La referencia era siempre su recia pegada.

Por eso, el sábado 5 de agosto del 2006 no dudé en quedarme en Ciudad de Panamá, en la escala del vuelo procedente de Puerto Rico que me traía a Barranquilla, para ver la pelea entre Valero y el campeón del peso superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el panameño Vicente ‘Loco’ Mosquera.

“Vine para verte coronar como campeón mundial”, le dije a Valero ese día en el Hotel Granada. Valero estaba acompañado por una hermosa joven. “Es su esposa”, nos dijo Juan Carlos Devia, promotor colombiano.

El nacionalismo panameño estalló en el Centro de Convenciones Figali cuando se escuchó la canción Patria, de Rubén Blades, con el ingreso de Mosquera al cuadrilátero. Pero Mosquera, que muy bien tiene el apodo de ‘Loco’, no aceptó las órdenes de su esquina y buscó desde el primer campanazo intercambiar golpes con Valero. ¡Una locura! Este llegaba con marca de 19-0, con 19 nocauts, los 18 primeros en el asalto inicial, un registro mundial. Y Valero le dio su medicina: con su poderosa zurda lo derribó dos veces. Pero Mosquera se levantó y lo tiró en el tercero y el venezolano, al final, se impuso por nocaut en el décimo.

En la madrugada, cuando regresó al hotel, el nuevo campeón mundial se abrazó con Gilberto Mendoza, director ejecutivo de la AMB, quien le presentó al promotor colombiano Billy Chams. Periodistas de Venezuela y Argentina también lo esperaban para entrevistarlo. Pero Valero se disculpó y dijo: “A todos los atiendo en un momento. Primero tengo el compromiso de darle una entrevista a un periodista colombiano que llegó a Panamá para verme campeón”. Y se fue a un rincón para hablar conmigo. Valero (28 años) se suicidó la madrugada de ayer, tras confesar asesinar a su esposa. Dejó su marca en 27-0, con 27 nocauts y el título ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que ganó el 4 de abril del 2009 al vencer al colombiano Antonio Pitalúa.

Lástima por él, que tuvo en los últimos meses una vida agitada por las drogas y la violencia doméstica. Era el rival que por su pegada tenía más posibilidades de ganarle a l actual número uno del mundo, Manny Pacquiao, aunque, por rapidez de manos, el filipino terminaría con los brazos en lo alto..

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.