Hannah Montana , ¡adiós!

Hannah Montana , ¡adiós!

Con tan solo 17 años, Miley Cyrus es una de las jovencitas más famosas del planeta. Gracias a su rol protagónico en la serie Hannah Montana, del canal Disney, la hija del cantante de country Billy Ray Cyrus se convirtió en una estrella que genera histerias colectivas y vende miles de discos. Pero se cansó de ser la niña con doble vida de la serie de TV y anunció que el programa saldrá del aire después de casi cinco años. Sin embargo, nunca estuvo entre sus planes alejarse de las cámaras, motivo por el que le pidió al guionista Nicolas Sparks (The Notebook, Dear John) que escribiera un guión que ella pudiera protagonizar.

18 de abril 2010 , 12:00 a.m.

Así nació La última canción (The Last Song), que se estrenará en Colombia el próximo viernes, en la que ella hace su primer papel dramático como Ronnie, una adolescente rebelde, cuya relación con su padre (Greg Kinnear) nunca ha sido buena.

Este es su primer papel dramático, ¿cómo fue la experiencia? Cada día del rodaje puse lo mejor de mí y esperé que los demás hicieran lo mismo, sin estresarme. No puedes controlarlo todo y he aprendido que no puedo andar criticándome tanto.

Hannah Montana es una niña muy noble, ¿de dónde salió toda esa rebeldía para encarnar a Ronnie? Confieso que le di puñetazos, interpretativamente hablando, a todo lo que me hubiera gustado golpear en muchos años. La directora (Julie Robinson) nos dio la libertad de poder expresarnos y poner nuestro granito de arena a los personajes. Si algo no nos hacía sentir cómodos, nos daba la opción de interpretarlo a nuestra manera. Creo que le he dado mi toque no sólo a los diálogos, sino a lo que usé de vestuario, por ejemplo.

¿En qué se parece a Ronnie? En que a las dos nos gusta la música. Mi personaje toca el piano y yo canto en la vida real; sin embargo, no quería cantar en el filme, a pesar de que mucha gente esperaba que lo hiciera. Pero la música y los animales son algo con lo que me identifico.

¿Sabía tocar el piano o tuvo que aprender para la cinta? Aprendí para mi papel; es realmente difícil, no me extraña que lleve tanto tiempo tocarlo bien, aunque creo que el hecho de saber tocar otros instrumentos me ayudó a aprender más rápido. Durante la primera semana de clases sonaba horrible, pero fui mejorando y cuando acabé de rodar la película no me sonaba nada mal. Tengo que confesar que Greg (Kinnear) –que hace de mi padre en el filme– no era tan aplicado en las clases (risas).

En el filme se tratan temas como la fe y el aprender a perdonar...

Para mí, tener fe es algo que puede abarcar diversas cosas. Puedes tener fe en ti mismo o tener fe en Dios. Creo que es algo en lo que te puedes apoyar cuando no estás muy animado.

¿Ayuda compartir con un actor tan guapo como Liam Hemsworth? Por supuesto. Sin duda, han intentado incorporar en este filme todo lo que me gusta: los animales, la música, los australianos guapos (risas). Ha funcionado muy bien, le debo una a Nicholas (Sparks, el guionista).

¿Qué le pareció Liam cuando lo conoció? Me puse un poco nerviosa y de verdad hay poca gente que me altere, normalmente soy yo la que intimido a los demás. Lo vi muy alto. De hecho, durante el rodaje tuvieron que ponerme una caja para estar a su altura en las mismas escenas (risas). Recuerdo que la primera vez que quedamos de vernos para leer el guión, me abrió la puerta para dejarme pasar y pensé: “¡Huy! este chico es muy educado, que le den el papel ya” (risas).

‘NO PUEDO HACER EL MISMO PAPEL SIEMPRE’, DICE MILEY.

Después de cinco años de encarnar a Hannah Montana, Miley Cyrus le pone fin a la serie del canal Disney. “Llevo todo este tiempo haciendo Hannah y a todo el mundo diciéndome lo que tengo que hacer. Ahora es mi propia decisión la que va a contar. Creo que tengo derecho a elegir los proyectos de mi carrera; necesito nuevos retos, cosas diferentes de lo que he hecho hasta ahora, no puedo hacer el mismo papel siempre”, dijo la actriz, nacida en Tennessee, en 1992. Pero sin su papel, Cyrus nunca hubiera alcanzado la cima. El éxito de la serie llevó a la joven a abrirse paso en el mundo de la música: su primer álbum, Meet Miley Cyrus, salió a la venta en el 2007. El segundo, Breakout, que se lanzó un año después, fue el primero que no tuvo que ver con Hannah Montana. Los dos alcanzaron el primer puesto de las listas Billboard. Ahora, Miley está lista para emprender nuevos retos en su carrera como actriz. “Hemos intentado darle fin a la historia de la mejor manera. Hannah y la peluca se van; una de esas pelucas la voy a quemar y la otra puede ir a un museo porque yo no me la vuelvo a poner”, concluye

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.