Teatro colombiano va para Berlín

Teatro colombiano va para Berlín

“Queríamos hacer un documental de los artistas colombianos en un país en pleno calentamiento electoral y terminamos desarrollando el primer festival de teatro colombiano en Berlín”, dice el alemán Matthias Pees, coordinador de ‘Libertad y desorden’, encuentro escénico que se llevará a cabo en la sala Hebbel am Ufer (HAU), meca del teatro contemporáneo en esa ciudad, del 22 de abril al 1o. de mayo.

14 de abril 2010 , 12:00 a.m.

Fue la negativa de algunos canales de televisión a apoyar ese proyecto lo que lo llevó a pensar que el escenario era el mejor espacio para revelar qué piensan algunos creadores sobre la problemática colombiana. “Hemos seguido el movimiento de grupos de teatro y la manera en que han trabajado el tema de la violencia y la polarización política, y creemos que el festival puede dar un panorama de la situación”, comenta.

Pees, junto a Kirsten Hehmeyer y el bailarín paisa Gustavo Llano, se encargaron de la curaduría de las obras. De ahí escogieron: Los santos inocentes, de Mapa teatro; Mosca, de Teatro Petra; Sobre algunos asuntos de familia: el autor intelectual; del colectivo La maldita vanidad; La mirada del avestruz, del grupo de danza contemporánea L’Explose y Simplemente el fin del mundo, una puesta en escena de Manuel Orjuela, de Los Ojos del hermano eterno, entre otros.

“Se podrá ver cómo el trabajo teatral es atravesado por la situación social y cómo reaccionamos a ella”, afirma Rolf Abderhalden, codirector de Los santos inocentes, que revela cómo la fiesta y la muerte rondan en algunas regiones.

Por su parte, Mosca, dirigida por Fabio Rubiano, muestra la búsqueda de la paz de dos familias en conflicto y termina mostrando el lado más oscuro de su violencia.

“Nuestra idea también trata de dar una mirada social, más allá de lo político. Un ejemplo es Sobre algunos asuntos de familia, en la que toda la tensión se centra en una familia disfuncional”, agrega Pees. Esa misma tendencia la tiene la pieza teatral Simplemente el fin del mundo.

Por otro lado, L’Explose, que analiza el tema del desplazamiento forzado en Colombia, con La mirada del avestruz. “Fue un proceso doloroso ver la globalidad de la violencia”, dice Tino Fernández, su director.

“Hace unos años pude ver una serie de propuestas en Bogotá, eran muy oscuras y fuertes, pero desde que comenzamos la curaduría notamos que ahora buscan un lenguaje más contemporáneo sin dejar de contar su historia”, finaliza el coordinador de Libertad y desorden.

OTRAS PROPUESTAS Dentro de la programación del festival Libertad y desorden también se podrán apreciar: 'La buena vida', del videoartista Carlos Motta; 'No es lo mismo Dinamarca que Cundinamarca', del artista plástico Juan Aldana; el grupo musical Mil santos, que trabaja en Berlín, así como el lanzamiento del libro 'Los informantes', de Juan Gabriel Vásquez, y el documental 'Frekuencia colombiana', que habla de la incursión del hip-hop en el país

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.