Moncayo y Calvo cuentan secretos

Moncayo y Calvo cuentan secretos

En el cautiverio al que lo sometieron las Farc durante más de 12 años, el sargento Pablo Emilio Moncayo vivió tres momentos de real peligro. Nunca estuvo a punto de morir en un bombardeo, pero dos veces sí tuvo una pistola apuntándole a su cabeza porque las tropas del Ejército pasaron a menos de 200 metros de donde estaban.

13 de abril 2010 , 12:00 a.m.

El tercer momento de alto riesgo fue cuando estuvo a punto de perder una pierna por las lesiones que le dejaron las cadenas en uno de sus tobillos.

Por ellas, durante siete meses debió andar con muletas en medio de la selva.

Para contar estos detalles, Moncayo, quien anunció que continuará en el Ejército, dio ayer una rueda de prensa junto con el soldado Josué Daniel Calvo, otro de los liberados en la pasada Semana Santa.

Este reveló que se salvó de morir en manos de los guerrilleros porque las armas con las que intentaron asesinarlo, poco después de apresarlo, fallaron. 1-2

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.