P. Aranda beca a sus mejores Icfes

P. Aranda beca a sus mejores Icfes

Andrea Álvarez, alcaldesa local de Puente Aranda, recuerda lo que le costó trabajar de día y estudiar de noche para sacar adelante su carrera de Derecho en la Universidad Autónoma, contando sólo con monedas sueltas para financiar sus gastos diarios.

05 de abril 2010 , 12:00 a.m.

Por eso, habla con orgullo de los 30 jóvenes de la localidad, que como ella, ahora tendrán la oportunidad de estudiar en una universidad.

Este es el resultado más visible de todos los que entregaron en marzo las alcaldías locales de Bogotá en su rendición de cuentas.

La lucha por sacar adelante este proyecto comenzó en 2008 cuando se intentó firmar un convenio con la Universidad Nacional, que se estancó por razones jurídicas. “Pero no dimos ni un paso atrás y con ayuda del Distrito comenzamos a buscar oportunidades para nuestros jóvenes por otro lado”, dijo Álvarez.

Entonces, tocaron las puertas de la Universidad Minuto de Dios con la que pronto lograron llegar a un acuerdo que les permitiera estudiar una carrera profesional a los 30 mejores Icfes de la localidad.

El segundo paso fue, en cabeza de trabajadores sociales y psicólogos, realizar 54 visitas domiciliarias para determinar quiénes necesitaban más esta oportunidad.

“No sólo son los mejores académicamente: son personas que por sus condiciones socio-económicas necesitaban, de verdad una oportunidad. Así, estudiando cada caso, escogimos a los estudiantes”, señaló Álvarez.

Estos jóvenes podrán seleccionar las carreras profesionales y técnicas que quieran dentro del las opciones que ofrece la Universidad Minuto de Dios.

“Ese es un avance inmenso porque ya no son sólo opciones técnicas como las del Sena sino que estos jóvenes podrán ser profesionales graduados en una universidad privada”, expresó Álvarez.

El ciento por ciento de sus estudios será financiado con la única condición de que los jóvenes mantengan un buen promedio académico y no pierdan ninguna materia.

“Es una buena oportunidad. Yo no tenía dinero para estudiar en una universidad pública ni técnica. Ahora estoy feliz porque entro a estudiar Administración de Empresas en el segundo semestre del 2010”, indicó Juan Pablo Ortiz, uno de los jóvenes beneficiados. Lo mismo piensa Alejandra Lozano, una joven de 17 años que va a poder cumplir con su objetivo de convertirse en una ingeniera civil. “Esto ha significado mucho para mí y para mi familia ”, afirmó la estudiante.

La idea de la alcaldía local es mantener este proyecto y cada año poder beneficiar a 30 estudiantes que quieran ser profesionales. “Gracias a los recursos del Distrito y a que por las necesidades de la localidad nos damos el lujo de invertir en educación superior creo que podemos sostener el programa. Además, verles las caras de felicidad a las madres de estos jóvenes ya es un pago suficiente”, concluyó Álvarez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.