LA EMPRESA ADVIRTIÓ SOBRE LAS MULTAS QUE SOBREVIENEN EPM pide no sucumbir a fraude

LA EMPRESA ADVIRTIÓ SOBRE LAS MULTAS QUE SOBREVIENEN EPM pide no sucumbir a fraude

03 de abril 2010 , 12:00 a.m.

Empresas Públicas de Medellín (EPM) alertó a los comerciantes empresarios y habitantes del sector residencial acerca de empresas que están ofreciendo un mecanismo para alterar la medición de los contadores de gas por red, bajando el cobro por consumo.

El mecanismo consiste en violar los sellos, alterar los aparatos o poner la conexión directa.

Estas firmas al parecer cobran una cantidad mensual a manera de 'vacuna' y aseguran que el ilícito no es detectable.

EPM advirtió que ya tiene varios casos en investigación, pues esto es considerado un fraude y se penaliza con multas altas e incluso con la suspensión del servicio y cárcel para el que incurre en él y para el que cohonesta.

El artículo 256 del Código Penal dice que "el que mediante cualquier mecanismo clandestino o alterando los sistemas de control o aparatos contadores se apropie de energía eléctrica, agua, gas natural o señal de telecomunicaciones en perjuicio ajeno, incurrirá en prisión de 1 a 4 años, y en multa de 1 a 100 salarios mínimos legales mensuales vigentes".

Luego, el artículo 327A especifica el castigo para el caso de combustibles que se transportan por oleoductos, como es el gas, en prisión de 8 a 15 años y una multa que va de los 1.300 a 12.000 salarios mínimos mensuales (entre 67 y 618 millones).

Archivo EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.