Una cinta que es la propia vida

Una cinta que es la propia vida

Con su esposo, el alemán Peter Sehr, Marie Noelle, codirigió La mujer del anarquista, un drama autobiográfico sobre el exilio y la violencia que vivió su familia durante la Guerra Civil en España.

03 de abril 2010 , 12:00 a.m.

La dictadura de Francisco Franco cometió la mayoría de los abusos durante la Guerra Civil española, pero la película ventila también las atrocidades de los rebeldes. ¿Por qué? ¡En una guerra no hay ángeles! Para mí era importante enseñar los dos lados del conflicto, los abusos de una parte y de otra. Hablando con mis familiares y con testigos de la época, intenté reconstruir ese pasado doloroso. Todos tenían sus secretos, sus maneras de superar el trauma vivido. Muchas veces se encuentra más verdad en los silencios o en las miradas que en los relatos.

Hay imágenes de tipo documental al principio. ¿Son reales o fueron recreadas? Durante la Guerra Civil fueron utilizados, por primera vez, la radio y el cine; quise mostrar cómo era el manejo de información mezclando imágenes de archivo con algunas recreadas. También usé este recurso para cuestionar esos documentales de la guerra, en su mayoría, heroicos y propagandísticos.

¿Escribió algún personaje pensando en un intérprete en particular? No, simplemente porque en Alemania no conocemos a muchos actores españoles.

Tardé casi dos años en desarrollar una sensibilidad, una seguridad para decidir con quién me gustaría trabajar.

La historia de Manuela, la esposa del anarquista, es la de una mujer que se obsesiona con volver a estar con su esposo...

Es una mujer enamorada, que tiene una valentía impresionante. El amor es una fuerza desconocida, a pesar de que hablamos un montón al respecto. Es, a veces, una fuerza subversiva o actúa como un filtro mágico, que nos da energías que desconocíamos. Sin amor, no hay humanidad.

Uno de los retos de las películas de época es la ambientación. ¿Qué tan complicado fue? Recrear el Madrid de ayer, rodando en Barcelona y en estudios en Alemania, fue un reto, en especial, para una película de presupuesto modesto. Pero me encanta crear mucho con poco. Es algo heredado, pues mi familia lo perdió todo en la guerra en España y, sin embargo, siguió adelante.

¿Pensó usted en algún conflicto específico, además del español, por ejemplo, en el colombiano? No pensé en una guerra específica, sino en todas las que azotan al mundo. La de Colombia es una de ellas. La conocí hace un par de años. Los personajes de mi historia tienen también algo de los colombianos, que me impresionaron tanto por su alegría de vivir, su calor humano y su valentía

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.