Secciones
Síguenos en:
LOS ONCE DETENIDOS POR LOS DISTURBIOS DEL BARRIO AURES DE SUBA QUEDARON LIBRES Asonada por una falsa denuncia

LOS ONCE DETENIDOS POR LOS DISTURBIOS DEL BARRIO AURES DE SUBA QUEDARON LIBRES Asonada por una falsa denuncia

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
26 de marzo 2010 , 12:00 a. m.

Un juez de Control de Garantías de la URI de Toberín decidió no dictarles medida de aseguramiento a los nueve adultos detenidos en la noche del pasado miércoles, tras los disturbios del barrio Aures de Suba, generados por el rumor de un abuso sexual a una menor de edad que, según la Policía, resultó ser falso.

Así mismo, recobraron la libertad dos menores de edad que habían quedado a disposición de una Comisaría de Familia. La Fiscalía pretendía judicializar a los 11 detenidos por daño en bien ajeno, ataque a servidor público y asonada.

El rumor Todo empezó el miércoles a las 6 de la tarde, cuando una estudiante del Colegio Álvaro Gómez Hurtado, del barrio Aures, dijo que escuchó los gritos de una niña, provenientes de un caño del sector.

En ese momento varios padres de familia, que esperaban a que sus hijos salieran de clases para recogerlos, y los mismos estudiantes escucharon el rumor.

Varios de ellos fueron hasta el caño, que conduce al humedal Juan Amarillo (véase recuadro), y encontraron un suéter de color azul, similar a los del centro educativo, tirado en el suelo.

La imagen alteró a los presentes, que empezaron a buscar a una supuesta niña que, según los rumores, había sido violada.

En el lugar encontraron a dos recicladores que estaban consumiendo sustancias alucinógenas. La comunidad los señaló como los responsables de la supuesta violación de una jovencita que no aparecía por ninguna parte.

Dos uniformados de la Policía de Suba se acercaron al sitio y condujeron a los dos hombres al colegio. La turba lanzó piedras contra las instalaciones del plantel, exigiendo que le entregaran a los presuntos violadores.

Sin embargo, las directivas del colegio pidieron a los uniformados que sacaran a los recicladores. En medio de los reclamos de la comunidad, los agentes alcanzaron a trasladar a los dos recicladores hasta el CAI Aures.

Varias personas, entre ellas menores de edad, según la Policía, intentaron lincharlos. Incluso, el CAI fue objeto de agresiones que afectaron los ventanales.

La Policía solicitó el apoyo del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) que, luego de tres horas, logró controlar a la turba, la misma que además quemó llantas en la vía pública. Entre tanto, uniformados, hombres de la Defensa Civil y bomberos buscaban a la supuesta menor que había sido agredida.

La Policía confirmó ayer que no existe denuncia alguna sobre este caso. De igual manera, maestros del Colegio Álvaro Gómez aseguraron a EL TIEMPO que ninguna de sus estudiantes había sido objeto de una agresión sexual. Los recicladores quedaron a disposición de la Defensoría del Pueblo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.