CUBA ENTREABRE LA PUERTA A LA INVERSIÓN EXTRANJERA

CUBA ENTREABRE LA PUERTA A LA INVERSIÓN EXTRANJERA

El Gobierno de Fidel Castro anunció oficialmente una nueva política económica sobre zonas francas, al tiempo que Estados Unidos empezó a aplicar la controvertida Ley Helms-Burton que trata de desincentivar la inversión en la isla.

17 de junio 1996 , 12:00 a.m.

El nuevo programa permite que empresas de capital mixto o cien por ciento extranjero se instalen en Cuba y desarrollen actividades productivas y de servicios dentro de dichas zonas, beneficiándose de exenciones aduaneras y tributarias similares a las que ofrecen otros países.

El Decreto-Ley sobre zonas francas y parques industriales complementa la ley de Inversiones Extranjeras que aprobó el Parlamento cubano en septiembre de 1995, y fue presentado en La Habana por el ministro de Inversiones Extranjeras, Ibrahim Ferradaz.

La Ley sobre zonas francas es, como la mayoría de la legislación económica aprobada por el Gobierno cubano, amplia y a la vez restrictiva.

Establece que las empresas que decidan instalarse en ellas podrán realizar actividades tanto de producción y manufactura, ensamblaje y procesamiento de productos terminados, como actividades comerciales o servicios bancarios, financieros y de seguros, entre otras.

Habrá selección Pero, en todos los casos, el Ministerio de Inversiones es el organismo que determina qué empresas extranjeras podrán operar en las zonas francas, mientras que se reserva al Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros la prerrogativa de otorgar las concesiones administrativas a aquellas compañías encargadas de desarrollarlas y dirigirlas.

Las principales ventajas son fiscales: La exención total de aranceles por la introducción dentro del área a productos destinados a las actividades autorizadas así como diversos tipos de exenciones tributarias.

Por ejemplo, la exención total del pago de impuestos sobre las utilidades y por la utilización de la fuerza de trabajo a los concesionarios y operadores de actividades productivas por 12 años, y bonificación del 50 por ciento por otros cinco años, mientras que en el caso de actividades comerciales y de servicios, hay una exención total por cinco años y bonificación del 50 por ciento por tres años.

La ley también establece la posibilidad de crear servicios bancarios y financieros que podrán transferir libremente al exterior el capital proveniente de sus operaciones.

El régimen laboral de las zonas francas hace una pequeña concesión a las empresas mixtas, que ahora podrán contratar libremente a sus empleados (las asociaciones mixtas que operan fuera de estas zonas deben hacerlo a través de una empresa estatal), aunque el salario mínimo lo siguen fijando las autoridades cubanas, que pagan en pesos a su trabajadores, aunque reciban dólares del empresario extranjero.

Agencia de empleo En el caso de las empresas de capital cien por ciento extranjero, deben contratar a todos sus trabajadores a través de una agencia empleadora estatal.

Según Ibrahim Ferradaz, la nueva legislación sobre zonas francas puede convertirse en un instrumento eficaz para atraer capitales extranjeros, y más cuando Estados Unidos trata de desincentivar la inversión en la isla con la ley Helms-Burton.

Su ministerio estudia situar esas zonas francas en la bahía de Mariel y la de Cienfuegos. Para Ferradaz, entre otros atractivos para invertir en Cuba y establecerse en las nuevas zonas francas están las buenas comunicaciones, la posición geográfica y la mano de obra cualificada que ofrece la isla.

A propósito de empleo, hay que recordar que en agosto del año pasado el gobierno de Fidel Castro anunció unas nuevas regulaciones para realizar el trabajo por cuenta propia o de manera independiente en la capital cubana.

Estas normas prohiben ejercer dichos oficios independientes en las céntricas vías públicas como el Malecón habanero, donde hasta ahora se estacionaba para vender sus propias producciones o prestar sus servicios.

El trabajo por cuenta propia, que engloba unas 130 actividades, fue autorizado en septiembre de 1993 y hace un año fueron aprobadas otras 19 ocupaciones más.

En Cuba hay actualmente más de 200.000 personas de una población activa de 3,5 millones que están registradas como trabajadores por cuenta propia en oficios como electricistas, carpinteros, taxistas, peluqueros, restaurador de juguetes, vendedor de artesan|as y elaborador de alimentos y bebidas.

Sólo en La Habana las solicitudes para trabajar por cuenta propia superan las 100.000.

La recuperación -La economía cubana creció un siete por ciento, en el primer trimestre de este año, principalmente en sectores como la agricultura, la minería y la industria manufacturera.

-Las previsiones para el final de este año son de un crecimiento del 5 por ciento.

-En el reciente V Pleno del Comité Central del Partido Comunista el vicepresidente cubano, Carlos Lage, hizo un informe detallado sobre la situación actual de la economía de la isla.

-Lage, que es el responsable económico del Partido Comunista, indicó en su información que la economía cubana creció con productos como el níquel, los cítricos, el azúcar, el cemento, los fertilizantes y algunas producciones agrícolas.

-Reconoció el vocero oficial que la situación es difícil, después de cinco años en los que la economía cayó un 34 por ciento.

-Según Lage la situación económica se hace compleja por las circunstancias del bloqueo de Estados Unidos, agravado por la aprobación de la ley Helms-Burton, y que la recuperación descansa en la financiación a corto plazo y con altos intereses, lo que supone que una parte importante de los recursos obtenidos con el crecimiento deben ser destinados al pago de esos compromisos.

-El plan económico elaborado para el año 1996 necesita alrededor de 4.000 millones de dólares en insumos para garantizarlo y esas disponibilidades no están totalmente cubiertas.

-Lage indicó que el necesario reducir el déficit con nueva financiación, con incrementos de la producción, reducción de costos y más eficacia en la producción.

-Este podría ser el escollo para cumplir con el plan económico, consideran los analistas.

-Sin embargo, el gobierno de Fidel es optimista pues advierten que se ha logrado detener la caída de la economía, ha comenzado a recuperarse el país y existen perspectivas y posibilidades de que el proceso de recuperación y desarrollo económico continúe a ritmos superiores de lo logrado hasta el pasado año.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.