Secciones
Síguenos en:
HOY ENTIERRAN A MICKEY MANTLE

HOY ENTIERRAN A MICKEY MANTLE

Algunos recuerdan su potencia, otros su velocidad. No falta quien destaca su capacidad para pegar hits claves y, desde ya, todos mencionan la sonrisa y el candor que caracterizaron a Mickey Mantle.

Todo tipo de recuerdos afloraron al saberse la muerte de Mantle de cáncer al hígado. Tenía 63 años y, pese a que su imagen se había desdibujado un poco por los avatares de su vida, seguía siendo uno de los más grandes ídolos del béisbol de Grandes Ligas y en general del deporte estadounidense.

Creo que Mickey nunca se dio cuenta lo mucho que lo querían , comentó su antiguo compañero Bobby Murcer. Mick , como se lo conocía, causó sensación desde el momento en que irrumpió en las ligas mayores en 1951, a los 19 años, hasta que se retiró en 1968, a los 37.

Pese a la fama, nunca dejó de ser un muchacho de campo ni se apartó de los valores con los que creció. Fue idolatrado por una generación de niños, querido por sus compañeros y un ejemplo para todo aquél que lo vio brindarse al máximo pese a tener problemas en las rodillas y sufrir de artritis.

Luego vinieron los años negros. Comenzó a beber para tratar de sobrellevar la pena que le causó la muerte de su padre y se hizo alcohólico. Confesó que, para sus hijos, más que un padre fue un compañero de tragos . Incluso estuvo marginado por dos años del béisbol por apuestas ilegales. Pero Mantle admitió sus falencias y reconstruyó su imagen.

Admitió que era un alcohólico y dijo a los demás que no lo imitasen. Un mes antes de morir, exhortó a unos niños a que no sean como yo .

Como jugador, Mickey fue una inspiración para generaciones de aficionados. Como hombre, afrontó sus responsabilidades y alertó a las generaciones venideras sobre los peligros del alcohol , expresó el presidente Bill Clinton.

Mantle se pasó de revoluciones en la vida porque temía morir joven, como varios de sus familiares. Si hubiese sabido que viviría tanto, me hubiera cuidado un poco más , declaró alguna vez, medio en broma y medio en serio.

En su época de oro, Mantle mantenía a los Yanquis de Nueva York al tope de las tablas con sus batazos de día... Por la noche parrandeaba con Billy Martin y Whitey Ford, un trío cuyas andanzas son históricas.

Mantle será enterrado hoy y viejos compañeros suyos como Whitey Ford, Bill Skowron, Hank Bauer, Johnny Blanchard y Yogi Berra portarán el ataúd.

Mantle conectó 536 jonrones, algunos de ellos monumentales. Dos veces casi saca la bola del estadio de los Yanquis y uno de sus batazos fue de 565 pies. Participó en 12 series mundiales y protagonizó una atrapada esepectacular que preservó un juego perfecto a Don Larsen en 1956. Ese mismo año ganó la triple corona y el primero de tres premios al jugador más valioso.Fue cuatro veces el mayor jonronero de la Liga Americana.

Apenas se supo de su muerte, las banderas del estadio de los Yanquis fueron colocados a media asta. Antes del partido que los dueños de casa ganaron 4-1 a los Indios de Cleveland se hizo un minuto de silencio, seguido por una ovación de dos minutos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.