Secciones
Síguenos en:
INTERESES, QUIETOS EN PRIMERA

INTERESES, QUIETOS EN PRIMERA

El control administrativo de las tasas de interés cumplió su cometido: el costo del dinero disminuyó cinco puntos entre el 27 de junio y el 11 de agosto pasado cuando la junta directiva del Banco de la República decidió levantar la medida.

El mercado recibió con buenos ojos la medida. Celebramos esa decisión del Banco de la República y añadimos que ello contribuye a corregir las expectativas perjudiciales que la intervención, tal como ocurrió, estaba generando entre los agentes de los mercados financieros y bursátiles , dice el último editorial de la publicación Semana Económica de la Asociación Bancaria (Asobancaria).

Al parecer, el control de las tasas de interés generó expectativas equivocadas en el mercado. Muchos operadores llegaron a considerar que cuando se levantara la medida las tasas regresarían a sus niveles iniciales. Es decir, por encima del 45 por ciento para el caso del costo de los préstamos.

A juicio del Gobierno y de los mismos banqueros, no existen razones de fondo para pensar que las tasas de interés van a aumentar nuevamente. Es más, creemos que el costo del dinero va a continuar disminuyendo en lo que resta del año , dijo Guillermo Perry, ministro de Hacienda, el viernes pasado.

Por qué debe creer el mercado en que las tasas de interés se mantendrán en los niveles actuales o que pueden bajar? Las perspectivas monetarias son buenas. Aunque los medios de pago están aumentando a una tasa del 16 por ciento anual, los demás activos financieros como los cuasidineros (depósitos de ahorro y en títulos) están aumentado a una tasa que supera el 43 por ciento anual.

Los tradicionales medios de pago ha perdido importancia como determinantes de la liquidez de una economía porque sólo muestran el comportamiento del efectivo en la calle y en cuentas corrientes.

Como resultado de la evolución tecnológica del sistema financiero, hoy es más adecuado considerar toda la oferta monetaria para ver si al economía tiene o no dinero disponible. Si se observa que la oferta crece a una tasa anual superior al 40, la conclusión es muy clara: dinero sí hay.

El impacto Los cinco puntos que perdieron las tasas de interés que se pagan por el crédito tendrán un impacto significativo sobre las cuotas de los créditos que los usuarios han obtenido en los últimos días.

Antes de la intervención, una persona podía lograr que le prestaran, por ejemplo, diez millones de pesos para comprar un carro a un plazo de 36 meses y con una tasa del 47 por ciento.

Esta persona terminaba pagando una cuota mensual de 522.000 pesos.

Hoy las cosas han cambiado un poco. El mismo crédito puede tener un costo del 42 por ciento y así la cuota disminuirá a 492.000 pesos.

Pero al mismo tiempo los inversionistas también están sintiendo un golpe porque su dinero rinde menos en un CDT o en cuentas de ahorro.

La tasa que pagan actualmente por una inversión difícilmente llega al 30 por ciento y antes del 27 de junio era posible conseguir rentabilidades del 35 por ciento anual efectivo.

Estabilidad Tras el anuncio del Banco de la República de levantar la intervención de los intereses, las instituciones de crédito decidieron mantener inalterable el nivel de sus tasas para evitar especulaciones que afectarían nuevamente el mercado de dinero.

Agentes del sistema financiero consultados por FAXATIEMPO indicaron que la expectativa del mercado para lo que resta de 1995 es la estabilidad del costo del dinero, siempre y cuando se mantengan o incrementen los niveles de liquidez existentes hoy en el mercado.

Para el tesorero encargado del Banco Cafetero, Alberto Botía, no hay razón para que las tasas de interés vuelvan a dispararse con la liberación decretada por la junta del Emisor, pues el sistema financiero tiene un nivel de liquidez suficiente que le permitirá estabilizar el costo del dinero en el mediano plazo.

Funcionarios y operadores de distintas entidades financieras sostienen que el sistema no está dispuesto a darle otra oportunidad a las autoridades económicas para que intervengan nuevamente los intereses y bajo esta perspectiva no es dable pensar en una ola alcista de las tasas.

En el primer día de mercado libre, las tesorerías de varias entidades financieras madrugaron a impartir órdenes a sus sucursales de mantener invariables las tasas de interés hasta nueva orden.

Ayer, la tasa a la vista para préstamos entre entidades financieras estuvo en un promedio de 16 por ciento nominal y el mercado registró pocas operaciones.

Este artículo tuvo la colaboración de FAXATIEMPO.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.