Secciones
Síguenos en:
CAMPAÑA CONTRA PRUEBAS ATÓMICAS

CAMPAÑA CONTRA PRUEBAS ATÓMICAS

El presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, anunció ayer su decisión de prohibir todas las pruebas nucleares estadounidenses y el inicio de una activa negociación para el cese permanente de éstas en todo el mundo, incluidas las de pequeña escala.

Clinton optó por esta medida a pesar de que sus principales asesores le habían indicado que las pruebas nucleares subterráneas a pequeña escala pueden ayudar a mantener el arsenal atómico estadounidense en condiciones óptimas, según altos funcionarios que prefirieron no ser identificados.

Estoy convencido -dijo el presidente- de que esta decisión acelerará las negociaciones de forma que podamos conseguir el objetivo de firmar un acuerdo que prohiba los ensayos nucleares el año que viene .

Clinton añadió que sólo en caso de un supremo interés nacional , y siempre de acuerdo con el Congreso, permitiría pequeños ensayos nucleares subterráneos.

El presidente de E.U. dijo que mantendrá una moratoria voluntaria hasta que se logre un tratado general de prohibición de ensayos atómicos en Ginebra.

El presidente manifestó su esperanza de que se logre que en el futuro no haya más bombas atómicas en la faz de la Tierra .

Es probable que el anuncio del mandatario estadounidense contribuya a consolidar los esfuerzos que se llevan a cabo en Ginebra para concretar un acuerdo internacional de prohibición de las pruebas nucleares, según expertos del país norteamericano.

Quienes apoyan el cese permanente de los ensayos nucleares consideran que cualquier prueba aérea o subterránea por parte de Estados Unidos podría alentar a otras naciones a impulsar sus programas atómicos, de ahí la importancia de la declaración de ayer.

La decisión de Clinton llega en el momento en que se cumple el cincuenta aniversario del lanzamiento de las bombas atómicas estadounidenses en Hiroshima y Nagasaki, y en medio de la polémica generada por el empeño de Francia de reanudar sus pruebas nucleares en el Pacífico Sur.

El jueves, Clinton reiteró que está en contra de la reanudación de las pruebas francesas, aunque se declaró satisfecho por la declaración de París de que serán las últimas.

En otro gesto conciliatorio, Francia anunció ayer que permitirá a expertos de la Unión Europea observar sus pruebas y hacer mediciones sobre el impacto ecológico de las mismas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.