Secciones
Síguenos en:
MÉXICO INCREMENTARÁ GUERRA A LAS DROGAS

MÉXICO INCREMENTARÁ GUERRA A LAS DROGAS

El presidente mexicano, Ernesto Zedillo, prometió ayer que su país incrementaría su lucha contra los traficantes de cocaína, marihuana y heroína y nunca se convertiría en una segunda Colombia.

En ningún momento vamos a bajar la guardia y en todo momento vamos a hacer un esfuerzo para cada vez más aplicar mayores recursos para combatir el fenómeno del narcotráfico , dijo Zedillo a los reporteros en una conferencia de prensa a bordo de un tren en el norteño estado de Chihuahua.

El pasado martes, funcionarios estadounidenses dijeron ante una comisión del Senado de su país que los carteles mexicanos de la droga han ganado tal fuerza y poder, que podrían amenazar un día la seguridad de Washington más que la mafia colombiana, que ha dominado hasta ahora el comercio de estupefacientes.

Sin embargo, Zedillo dijo tener confianza en que México no va a desplazar a ningún otro país en esa cuestionable y nada honrosa distinción .

Por su parte, el presidente Bill Clinton afirmó que Estados Unidos estudia las formas en que traficantes mexicanos puedan aprestarse a asumir el rol del Cartel de Cali en el suministro de drogas al mercado de su país.

Clinton agregó que no seremos víctimas de nuestro éxito .

Es inaceptable que E.U. condicione ayuda a México Que se limiten exclusivamente a dar información , pidió ayer el legislador Alvaro Vallarta, conocido como el vocero de las Fuerzas Armadas en el Congreso.

Una dura respuesta recibieron los legisladores estadounidenses, quienes esta semana estuvieron evaluando la posibilidad de ayudar a México en su lucha contra el narcotráfico.

Ayer, el general Alvaro Vallarta, senador del Congreso mexicano, calificó de inaceptable que E.U. pretenda condicionar la asistencia al gobierno de México en la lucha contra el narcotráfico, a cambio de vulnerar el nacionalismo y la soberanía.

Según fuentes periodísticas del diario mexicano Reforma, el condicionamiento al cual se refirió Vallarta tiene que ver con establecer una directa relación entre el monto de la ayuda económica y los logros en materia de narcotráfico. No obstante, esta posibilidad apenas se está discutiendo en el Congreso estadounidense y todavía no es tan concreta como en el caso de Bolivia y Colombia, países a los cuales E.U. ya les puso un ultimátum en materia antinarcóticos.

Ese antecedente de por medio, se explica la dura posición del senador frente a E.U. quien agregó en su ponencia ante el Congreso que los verdaderos capos de la droga no se encuentran ni en Colombia ni en México, sino precisamente en Estados Unidos .

En esa medida, el general Vallarta, considerado por los expertos como vocero de las Fuerzas Armadas en el Congreso (que cuenta con tres senadores militares), llamó a los mexicanos a ser celosos vigilantes del nacionalismo y la soberanía, y a Washington limitar exclusivamente a la información su cooperación contra el narcotráfico.

Con estas directas palabras, Vallarta respondió a declaraciones hechas durante una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, que preside el republicano Jesse Helms.

Altos funcionarios de la Casa Blanca y de la Agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA), se pronunciaron durante esa audiencia por una mayor asistencia a México en el combate a las drogas, e incluso hablaron de que pilotos estadounidenses comanden en México una flotilla de 24 helicópteros Blackhawks.

Este debate se dio el mismo día que el jefe de la DEA, Thomas Constantine, advirtió ante el Senado de E.U. sobre la eventual colombianización de México y advertía que todo estaba preparado para que los narcos mexicanos remplazaran a los carteles colombianos, bastante diezmados con las últimas capturas.

Pero ese mismo día México no dio su brazo a torcer según contó el secretario asistente de Estado de Estados Unidos, Robert Gelbard, quien explicó que México rehusó aceptar los modernos helicópteros Blackhawks principalmente por los pilotos .

Entretanto, seguía el debate sobre la colombianización de México pues varios expertos en el tema siguieron opinando que los ataques contra el poderoso cartel de Cali en Colombia no afectará la corriente de cocaína hacia los Estados Unidos, y podría hacer incluso más agudo el problema de las drogas en México a medida que los traficantes locales asumen mayor poder.

Realmente no espero grandes cambios en las estructuras del narcotráfico mexicano tras la represión en Colombia, dijo Peter Lupsha, un profesor de la Universidad de Nuevo México que escribe extensamente acerca del contrabando de drogas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.