Secciones
Síguenos en:
NO ÍBAMOS A MATAR A FUJIMORI

NO ÍBAMOS A MATAR A FUJIMORI

Algunos de los militares enjuiciados por el fallido golpe del 13 de noviembre en Perú aseguraron que no tenían planes para asesinar al presidente Alberto Fujimori y que habían rechazado la conspiración por considerarla utópica, inviable, descabellada y romántica , dijeron ayer sus abogados defensores. El Consejo Supremo de Justicia Militar, que desde hace seis días juzga en audiencias secretas en la sala de guerra a un total de 33 oficiales, dispuso dedicar esta semana a exhaustivos interrogatorios a los presuntos conjurados, de acuerdo con lo informado por los abogados Javier Valle Riestra, Armando Lengua y José Santos Chichizola.

Los testimonios, según los juristas, apuntaron hasta ahora a demostrar la inocencia del general Luis Palomino Rodríguez y el coronel Jaime Gutiérrez Tovar, quienes se encuentran en libertad y asisten a las audiencias con orden de comparecencia.

El general Jaime Salinas Sedó, sindicado como principal cabecilla del fallido golpe, intentó durante la conspiración involucrar a oficiales que ejercían puestos claves y mando de tropa, según lo informado. El general Palomino, según su defensor, el abogado Lengua, ratificó su inocencia ante el tribunal y habría demostrado que no tuvo participación en la conjura, pues ninguno de los implicados lo menciona en sus declaraciones .

El coronel Gutiérrez Tovar, quien hasta el momento de la conspiración se desempeñó como jefe de estado mayor de la División de Fuerzas Especiales del Ejército, testimonió que el coronel César Martínez pretendió reclutarlo, pero se negó de plano, al igual que el general Palomino, según Valle Riestra.

El coronel Gutiérrez Tovar ha dejado establecidas tres circunstancias: que en ningún momento se habló de un posible asesinato del presidente Fujimori o de alguna otra autoridad de su régimen; que rechazó sumarse a la conspiración por considerarla inviable y descabellada y que la forma en que lo contactaron indica que la insurgencia se hallaba en estado incipiente , informó Valle Riestra.

También agregó que, según testimonios de otros oficiales de menor rango también incriminados, estos rechazaron sumarse a los planes golpistas por considerarlos como una cuestión utópica y romántica .

Aunque el testimonio del principal cabecilla no fue aún escuchado por el tribunal castrense, Valle Riestra recordó que el general Salinas Sedó actuó buscando restablecer la democracia en Perú, suspendida por el presidente Fujimori con un autogolpe que el pasado 5 de abril disolvió el Parlamento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.