Secciones
Síguenos en:
SEGUIMOS EN LA PATRIA BOBA

SEGUIMOS EN LA PATRIA BOBA

La historia patria recuerda el período comprendido entre 1810 y 1816 como el de La Patria Boba , porque estando recientemente independecida de España, la Nueva Granada no contaba con ciudadanos y mucho menos con partidos políticos lo suficientemente preparados y organizados para asumir la dirección nacional y enrutar el país por los caminos de la educación, el trabajo y el progreso que se clamaban desde todas las provincias.

Simultáneamente continuaba el saqueo de nuestras riquezas mineras hacia los opresores.

Tal parece que la historia no quiere cambiar sino de estilo, pero lo cierto es que el ciudadano cómun, frecuentemente se siente reviviendo esa época particular de nuestra historia, por tantas cosas que son corrientes en el acontecer económico y político.

A la nación, a algunas de nuestras instituciones y algunos de nuestros conciudadanos, les son impuestas distinciones, condecoraciones y otras exaltaciones de su ego, por parte de los gobiernos y entidades de los llamados países desarrollados; en otros casos ocurre que unos pocos colombianos de nuestra autodenominada clase dirigente , son nombrados en importantes cargos de la burocracia internacional. Lo anterior si fuera así no más, estaría muy bien. Pero... A cambio de qué?...La realidad cruda y muy cierta es que esas lisonjas siempre han precedido a medidas económicas fuertes que afectan de manera sustancial a todo nuestro pueblo, tales como la imposición de precios bajos o restricciones o impuestos especiales a nuestras exportaciones de café, flores, banano, algodón, petróleo, carbón, níquel, etc.

A la vez son ellos mismos los que imponen precios altos a sus productos, especialmente a los relacionados con ciencia y tecnología, que son tan importantes para nuestro desarrollo y modernización: maquinaria, equipos de laboratorios, vehículos, hardware y software, químicos, etc.

Hoy se habla de la zanahoria y el garrote, será por lo de Disney, pero lo cierto es que si miramos todas las épocas de nuestra vida repúblicana, no hay duda que la patria boba no terminó en 1816 sino que continúa vivita y coliando.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.