Secciones
Síguenos en:
HIJA TONY CURTIS CRITICA A SU PADRE

HIJA TONY CURTIS CRITICA A SU PADRE

Allegra Curtis, de 29 años, hija de Tony Curtis y de la actriz alemana Christine Kaufmann, dijo odiar la pasada adicción al alcohol y a las drogas de su famoso padre, cuya vida en Hollywood califica de insoportable para ella.

La joven Curtis, que rueda en Viena con la actriz francesa Andrea Ferréol una comedia negra titulada El Chicko y que vive desde hace un año con su madre en la isla de Mallorca, España, responsabiliza a su padre de la muerte de su hermano Nicholas, de sólo 23 años, quien falleció el año pasado de una sobredosis.

Le influyó el mundo de mi padre. Fue su mundo el que acabó con él. De mi misma, sólo puedo decir que he tenido experiencias suficientemente horribles como para recurrir a la droga. La vida es una lucha diaria. Mi padre y mi hermano eran demasiado débiles para esa lucha , declaró la actriz.

Alegra agrega que a los 15 años se decidió a abandonar la vida artificial y falsa junto a su padre en Hollywood para acudir al lado de su madre a Alemania: Fue mi salvación psíquica.

Ella dice haber visto por última vez a su padre con ocasión del entierro de su hermano, Nicholas, y agrega que de vez en cuando le envía una carta y recibe a su vez un fax muy breve, pero ambos no han vuelto a hablar desde entonces.

Lo que más me molesta es que mi padre sigue teniendo amantes que son más jóvenes que yo y que parecen muñecas Barbie , asegura Allegra, añadiendo que es una lástima que no haya encontrado a alguien que le quiera como persona y no trate de explotarle por su fama .

De la actual acompañante de Tony Curtis, Jil Vandenberg, Allegra Curtis dice: es una joven con tetas de silicona, con la que se exhibe continuamente, no puede ser un trofeo. Cuando veo esas fotos en la prensa, me da vergenza ajena .

El propio Curtis, de 70 años, presume en su autobiografía, recientemente publicada, de sus conquistas sexuales: estuvo casado cinco veces, tuvo seis hijos en sus matrimonios y dice haber hecho felices a más de mil mujeres.

De la letra pequeña de mis contratos con (los estudios) Universal siempre deduje que me comprometía a tener una relación sexual con mis compañeras. Y cumplí puntualmente esa cláusula salvo dos o tres excepciones: una de ellas fue Jack Lemmon (vestido de mujer en Con faldas y a lo loco) y otra Marilyn (Monroe), o lo que quedaba de ella .

Sobre su adicción a las drogas y al alcohol, que le persiguió hasta los noventa, Tony Curtis afirma que a las cuatro o cinco de la tarde se regalaba con una primera línea de cocaína, seguida luego de otras .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.