Secciones
Síguenos en:
FALLAN TUTELA EN FAVOR DE LAS NIÑAS DE LA FUNDACIÓN

FALLAN TUTELA EN FAVOR DE LAS NIÑAS DE LA FUNDACIÓN

La Sala de Familia del Tribunal Superior de Bogotá revivió el conflicto por una puerta entre los vecinos de la calle 107A entre carreras 7a. y 9a. y la Fundación Paulina y Ernesto de Valenzuela, donde funciona un colegio para niñas pobres. Las religiosas que regentan el establecimiento educativo cerraron el año pasado las puertas de acceso al colegio de la calle 106 y abrieron una en la calle 107A # 8A-81. Alegaron que las alumnas estaban expuestas al peligro de ser atropelladas por los automotores.

A su turno, los vecinos adujeron que con la entrada de las niñas por este lugar habían perdido la tranquilidad, y que ya se estaban presentando casos de desvalijamiento de vehículos. Además, que las niñas ensuciaban el parque en el cual invertían medio millón de pesos al mes.

La obra se realizó sin permiso de la Oficina de Planeación Distrital, lo cual llevó a los vecinos del sector a iniciar una acción judicial que terminó el 19 de noviembre pasado con una Resolución de la Inspección 1A de Policía, Urbanismo y Construcción de Obras de Usaquén, que ordenó a las monjas abrir de nuevo las puertas de la calle 106 y demoler la de la calle 107A.

Un grupo de jóvenes del colegio elevó una acción de tutela ante el juzgado segundo de familia. Pedían que se revocara la determinación de la Inspección 1A de Policía por considerar que atentaba contra el derecho a la vida, el libre tránsito por la zona y les restringía la recreación.

El citado despacho falló parcialmente la tutela. Dijo que las estudiantes podían jugar en el parque y tenían derecho a transitar por la calle 107 A., pero mantuvo la orden de la Inspección de demoler la obra construida sin permiso.

Las jóvenes llevaron el caso a la Sala de Familia del Tribunal Superior de Bogotá, y la corporación, con ponencia del magistrado Jaime Omar Cuéllar Romero, accedió a lo que había negado el juez.

Tras dejar en firme lo del derecho a transitar por la calle 107A y la libertad de recrearse en el parque, ordenó suspender la decisión de la Inspección 1A de Policía en el sentido de que las religiosas tenían que demoler la nueva puerta y abrir las de la calle 106 que habían clausurado. El Tribunal tuteló el derecho a la vida y a la integridad física de las niñas.

La decisión causó escozor entre los vecinos de la fundación, que señalaron que el tribunal no tuvo en cuenta que las niñas se ven abocadas todos los días al peligro de atravesar a pie la carrera 7a., que es una vía con un enorme tránsito de vehículos.

Los afectados expresaron la esperanza de que en la revisión de la providencia, la Corte Constitucional les dé la razón, pues dicen no estar de acuerdo con que una acción de tutela tumbe una sentencia de un juez.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.