Secciones
Síguenos en:
UNA TORMENTA QUE CONGELÓ A NUEVA YORK

UNA TORMENTA QUE CONGELÓ A NUEVA YORK

Una tormenta monstruosa que ha sido ampliamente considerada como la peor en los últimos cincuenta años, continuaba ayer azotando a la costa Este de Estados Unidos, logrando una parálisis sin precedentes, casi fantasmal, en ciudades como Boston, Nueva York, Filadelfia y Washington.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de enero 1996 , 12:00 a. m.

Esta zona del país, tan acostumbrada a la nieve y el frío invernal, se levantó ayer en shock al ver las calles cubiertas de pequeñas montañas de nieve. Ocho estados, desde Georgia hasta Masachusetts, se declararon en estado de emergencia, una situación que sobrepasa con facilidad las tormentas de 1993, 1988 y 1978, entras otras.

Múltiples récords han sido batidos. En la localidad de Shenandoah, estado de Virginia, se han depositado 94 centímetros de nieve desde que comenzó la tormenta. Como para cubrir a un niño de diez años.

Y en solo 24 horas, Filadelfia rompió su propia marca, al recibir 75 centímetros de nieve. El Parque Central de Nueva York, que en diciembre 26-27 de 1947 acumuló 67 centímetros del polvo maldito, ayer en la tarde se acercaba a los 50 centímetros.

Aún así, el New York Times citó ayer al meteorólogo Fred Gadomski, de la Universidad de Penn State, afirmando que para ciudades desde Washington hasta Boston, probablemente ésta vaya a ser la tormenta de nieve más grande desde que se comenzaron a registrar estadísticas de forma cuidadosa hace 125 años .

La nieve incesante, temperaturas siempre por debajo de menos 7 grados centígrados y vientos hasta de 76 kilómetros por hora, lograron ayer paralizar al gobierno federal, dos días después de que el Congreso y el presidente finalmente se habían puesto de acuerdo para terminar la parálisis presupuestaria que duró 21 días.

Otra vez fueron cerrados todos los sitios turísticos federales, desde la red de museos Smithsonian en Washington hasta la Estatua de la Libertad en aguas del Hudson neoyorquino.

Salir a caminar por las calles de Nueva York es una experiencia desoladora. Calles normalmente hacinadas de carros, taxis y camiones, parecían haber sido ocupadas por el fantasma del olvido. Con excepción del metro, el sistema de transporte urbano fue interrumpido temporalmente. Entre los autorizados para circular estaban 1.300 tractores quitanieves que no dieron a vasto.

Los tres aeropuertos, La Guardia, JFK y Newark, no operan desde el domingo, forzando a cientos de viajeros a dormir en el piso de las salas de espera. Todos los aeropuertos de la región corren la misma suerte, con lo que millones de personas han dejado de cumplir sus citas.

El frío se ha extendido prácticamente por todo el país. Hasta los cultivos de cítricos se congelaron en la Florida. Pero irónicamente, en California se registraron el domingo temperaturas récord (de calientes) para ésta época: 30 grados centígrados.

Pie de foto: El acuerdo que alcanzaron republicanos y demócratas para reactivar al gobierno federal fue boicoteado por una tormenta de nieve.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.