Secciones
Síguenos en:
EL VIEJO TRUCO:

EL VIEJO TRUCO:

Ya está muy traqueada esa modalidad de los mensajeros de restaurantes, droguerías o similares que llevan los pedidos a domicilio, de hacerse los locos y nunca tener devuelta así caminen de lado por el peso de las monedas que cargan en los bolsillos, pues solo lo hacen para obligar a quienes hacen el pedido a que les diga: no tiene los 350 pesitos para devolver? !ah, pues déjelo así! y ellos salen felices con una cara de satisfacción que da la impresión que se burlan del pobre idiota que les comió el cuento. Por eso es preferible ponerlos a voltear de tienda en tienda hasta que aparezcan con la devuelta, pues de entrada el almacén ya le está cobrando al usuario el recargo, el cual es en un 80 por ciento para el mensajero. O sea, no permitir que se las ganen todas porque eso es fomentar la deshonestidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.