Secciones
Síguenos en:
PADRES, Y QUÉ TAL REGRESAR AL COLEGIO

PADRES, Y QUÉ TAL REGRESAR AL COLEGIO

Muchos planteles educativos tienen sesiones nocturnas para explicar el programa de lectura del colegio. Otros van más allá. Permiten y brindan la oportunidad para que los padres colaboren en actividades de lectura dentro del colegio.

Un ejemplo es el proyecto de lectura Fox Hill de Inglaterra, en el cual los padres leen a sus hijos de 5 a 6 años una hora a la semana. Los padres hacen parte de una variedad de actividades como escuchar a sus hijos leer, participar en juegos de lecturas, hablar sobre libros y dibujos o mirar libros.

Otro ejemplo de participación de padres dentro del colegio es el Club de lectura para padres e hijos , patrocinado por el City College de Nueva York y una escuela primaria local. Este programa fue diseñado para mejorar las habilidades de lectura de estudiantes hispánicos de segundo y tercero de primaria por medio de reuniones semanales con sus padres. En estas reuniones los padres hacen materiales didácticos que después usan en el colegio con sus hijos.

Sin embargo, muchos maestros no tienen el tiempo ni los recursos para iniciar este tipo de programas. En tales casos, una iniciativa por parte del colegio podría ser más eficiente. Al compartir la planeación de estas actividades, se reduce el tiempo y el trabajo requerido de cada individuo.

Función del maestro Un programa de lectura entre el hogar y el colegio requiere del entusiasmo de las personas involucradas y de un compromiso para fomentar la participación de los padres. Es bueno considerar los siguientes puntos cuando se quiera implementar un programa similar: 1). Antes de asumir cualquier posición, averiguar lo que los padres quieren y necesitan. Si el programa cuadra dentro de las necesidades de los padres, habrá una mejor participación. Esto, a su vez, incrementará la efectividad del programa.

2). Hay que planear pensando en las habilidades de los niños, el programa del colegio y la disponibilidad de los padres.

3). Dar una variedad de actividades a los padres y explicar el valor de éstas. Repetir una o dos actividades puede volverse aburrido. Además, si los padres entienden bien lo que van a hacer, se sentirán más capaces de modificarlas de acuerdo con las necesidades de sus hijos. Decirles lean o hablen con sus hijos no da la suficiente información. Se debe aconsejar sobre qué leer y por cuánto tiempo; qué hacer cuando el niño se encuentra en dificultades; si debe leerse en voz alta o en silencio; en fin, cómo hacer de ésta una experiencia positiva.

4). Animar a los padres a usar los recursos del colegio. Los padres de familia podrían tener acceso a la biblioteca del colegio, podrían haber períodos en que puedan ir a hablar sobre una lectura, o podrían tener la oportunidad de contribuir con el periódico estudiantil.

5). Hacer un seguimiento de las diferentes actividades, proveer refuerzos positivos y pedir retroalimentación de los padres. Después de un tiempo, es importante hacer una evaluación del proceso, dar un apoyo explícito y positivo, y... ver cómo se pueden involucrar otros padres.

Lloyd Ollila & M. Mayfield, de Home and School Together: Helping Beginner Readers Succeed . Traducido y adaptado por Jorge A. Mejía, rector del Colegio Agustín Nieto Caballero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.