Secciones
Síguenos en:
NADIE PUEDE CON EL VALLE...

NADIE PUEDE CON EL VALLE...

No queda la menor duda: Valle del Cauca es el mejor equipo del campeonato nacional juvenil de fútbol, Copa Colombiana, y va directo a la reconquista de la corona tras el empate sin goles que logró el sábado el estadio de Techo frente a la selección de Bogotá.

Por lo visto hasta el momento, la escuadra capitalina era el último gran escollo que se le presentaba a los dirigidos por Félix Quiñones. Ya ganó la primera vuelta, probablemente vencerá en la segunda y de manera automática se titulará campeón nacional, sin necesidad de una serie extra.

Creo que pudimos ganar. Tuvimos las oportunidades al final del partido, pero nos faltó tranquilidad , dijo con certeza Quiñones.

En realidad, se puede afirmar que se salvó Bogotá porque cuando Valle se decidió a encarar el compromiso desprovisto de las cautelas iniciales, llegó cuatro veces claras al marco de Izquierdo.

Es una escuadra muy equilibrada en sus líneas. Con sentido práctico en el fondo (líbero y doble stopper), con salida ordenada, de buen manejo en la mitad del campo y con dos puntas de lanza (Díaz y Quiñones) hábiles y veloces.

Obviamente, no mostró todo su potencial en el primer período porque le entregó el rol del compromiso a un local que también exhibió mucho respeto y que no se atrevió a imponer un fuerte ritmo desde un comienzo para sacarle provecho a la altura.

De pronto, por el recuerdo de las dos derrotas anteriores frente a este equipo, nos frenamos un poco. Fue de una manera inconciente. Al final salimos, tuvimos algunas opciones, pero ellos también pudieron ganarnos , dijo Lozano, el mediocampista bogotano.

Solo una oportunidad clara de gol tuvo Bogotá en todo el partido: una escapada de Jaramillo, quien ingenuamente remató desde muy lejos, en lugar de seguir en carrera para el mano a mano con Viáfara. Este no tuvo ningún problema en detener el remate porque ya salía al achique del ángulo.

Bogotá, en el complemento, salió a meter a los vallecaucanos contra los palos. Cuando lo hizo a ras de piso, alcanzó dividendos, pero cometió el error de levantar la pelota para buscar un cabezazo, que nunca llegó porque los zagueros visitantes eran más espigados que los delanteros locales.

La desesperación invadió a los bogotanos, por lo que Jimmy Vargas, el volante, fue el único que llegó a inquietar a la zaga vallecaucana. Pero una intención que llegaba hasta el borde del área, porque el escalonamiento del rival, finalmente detenía al hábil bogotano. Fue, quizás, la única preocupación porque sabíamos de su habilidad. Pero lo contrarrestamos muy bien porque aparecía muy solo , dijo Quiñones. Sí. Vargas eludía a uno o dos hombres, pero la fuerza y la claridad ya no le alcanzaba para desbordar a un tercero.

Más bien, en medio de ese desorden bogotano, Valle sacó las espuelas y tuvo oportunidades con Díaz, Moreno, Córdoba y Quiñones. No entró la pelota al arco de Izquierdo por la falta de puntería.

Las alineaciones fueron las siguientes: Bogotá: Izquierdo; Estévez, Manrique, Vanegas y Gutiérrez; López, Lozano, Suárez (Lemus) y Vargas; Jaramillo y Aponte (Chaparro).

Valle: Viáfara; Mina, Valencia y Mosquera; Marín, Osorio, Cortés, Candelo (Moreno) y Mancilla; Díaz (Córdoba) y Quiñones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.