Secciones
Síguenos en:
LA MECA DEL TRANSPORTE SIN TERMINAL

LA MECA DEL TRANSPORTE SIN TERMINAL

Duitama es el único puerto terrestre que tiene cuatro salidas -Llano, Bogotá, Charalá y Cúcuta-, pero no tiene un terminal de transportes por que la política no dejó . La historia del transporte urbano comenzó con cuatro buses modelo 50. Inicialmente, el servivio fue gratis porque la gente estaba acostumbrada a movilizarse a pie, afirmó Nolberto Salamanca Palencia, uno de los pionero del transporte en Boyacá.

Hablar de la historia del transporte en Duitama es lo mismo que mencionar el nombre de Nolberto Salamanca Palencia. El, un campesino nacido en la Verda de San Antonio Norte de Duitama, a los trece años decidió retar la ruta del destino, abandonó su hogar y se lanzó con la velocidad de los optimistas en búsqueda de nuevos horizontes. Ganó, en ese entonces, 45 centavos diarios, hallá en Villavicencio, ciudad donde conoció, por primera vez las tuercas, las llaves mecánicas de los carros y acarició un timón, símbolos del gremio que le permitiría muchos años después, sentir orgullo de haber servido a su departamento.

Luego, vino el servicio militar; este compromiso con la patria no logró raparle el manubrio de sus sueños, el amor hacia los carros.

Actualmente, don Nolberto -así le llaman con aprecio los duitamenses- cuenta con 65 años y ha escrito en el árbol de la vida, muchas páginas sobre el tema del transporte de su ciudad natal y buena parte del país.

El fue el primero que supo invertir ganando afectos ya que se atrevió a prestar el servicio urbano -los domingos era gratis- en Duitama, porque mucha gente tenía la plata pero no tuvo la idea . Fue el primero que metió los primeros buses metálicos a la costa (Empresa Saboy, más tarde Trans Bolívar), gracias al apoyo de los Rincón y los Correa, dos empresarios de Duitama (por los años 4O los buses eran de madera, se denominaban las chivas ).

También, este patriarca del transporte fue el primero en representar a Boyacá y Casanare en los congresos nacionales sobre el ramo, en que echaba los discursos y peleaba con los antioqueños por no dejase sacar , afirmó Salamanca. También, fue uno de los primeros en medírsele al proyecto de la empresa de Terminal del Transporte de Duitama, iniciativa que sin tener impulso se ha estrellado contra la indiferencia de los alcaldes de turno. Si viviera don Pedro María Macanas, el terminal del transporte de Duitama existiría , explicó. Salamanca.

Antes el servicio era gratis El origen del servicio urbano en Duitama tuvo lugar el ocho de diciembre de l958, fecha en que este administrador empírico del transporte vio que la urbe se salía de las cinco manzanas de antaño.

Años atrás, la gente se trasladaba en un tramo de cubría la ruta Molinos-Tundama-Plaza Los Libertadores-Cementerio. El mercado, de ese entonces, se hallaba en la Plaza de Los Libertadores-.

En ese diciembre se firmó una escritura pública con características de una Sociedad Limitada. Ninguno se le midió porque la inversión era incierta y entonces conformé la sociedad con mis once hijos y mi esposa añadió don Nolberto.

El primer obstáculo fue hacer que la gente se acostumbrara a utilizar el bus , dijo este osado empresario, quien recordó que los cuatro buses modelo 50, con que comenzó la empresa, prestaban el servivo gratis los domingos. La ruta era del Centro-San Antonio Norte-Tocogua-Romita.

Como propietario y chofer, porque fue el primero en manejar, esperaba durante una hora hasta que se llenara el bus. Recuerdo que la gente dividía un bulto de papa en cinco puchos para no pagar el transporte , añadió. Más tarde se cobró a diez centavos el transporte de estudiantes y a 25 los demás pasajeros , agregó.

En l979 la empresa creció y su nómina aumentó a 6O miembros. La sociedad de familia se transformó a Socieda Anónima. Se llamó Transportes La Favorita S.A.

En l986 Salamanca cedió la empresa a su hija Rosa Tulia. Le vendió el 88 por ciento de acciones y el poder decisorio. El fundador de la empresa tenía 25 años y pensó que ya era tiempor de retirarse, se hallaba satisfecho de haber llevado el volante de la empresa y de haber prestado el servicio a la ciudad de Duitama. Pero, tres años más tarde, el bicho del transporte lo picó, una vez más, y decidió formar, con otro grupo de amigos, la Cooperativa de Transportes los Héroes.

En l978 nació la Confederación Nacional del Transporte Urbano (Conaltur) a nivel nacional y eligieron a don Nolberto miembro de la junta directiva durante ocho años. En su labor pionera del transporte, compartió sus actividades administrativas con las de concejal de Duitama. Duró 12 años en esa curul. Igualmente, fue durante cuatro gerente de la Empresa Transportes Bolívar.

No dejaron construir el terminal Si Pedro María Macanas viviera el proyecto del terminal del transportye no había muerto, manifestó con nostalgia Nolberto Salamanca al mencionar la gente de empuje con que ha contado La Meca del Transporte , pero que infortunadamente ha querido ser ignorada por la clase dirigente. Señaló que Melo Guevara arruinó todo.

La idea de tener un terminal de transportes apropiado para el puerto terrestre nació en l987, en el Club del Comercio, con una reunión de varios dirigentes duitamenses, entre ellos Pedro María Macanas, durante la administración del gobernador de Boyacá de esa época, Alvaro González Santana (qepd).

La gestión inicial permitió la elaboración de una escritura pública y la constitución de una sociedad. La alcaldía de Duitama aportó diez millones de pesos, la Gobernación diez, el Ideboy 250 mil pesos y dos millones de pesos entre diez particulares , acotó Salamanca quien aclaró que en ese entonces Hernando Garzón Eslava era el alcalde.

Se organizó la oficina y se hicieron varias asambleas...luego el siguiente gobernador, Alfonso Soler Mantilla, ordenó comprar el lote, luego de un estudio que elaboró Planeación Departamental, en coordinación con la Alcaldía de Duitama, y un delegado de la Corporación Financiera del Transporte, pero la política no dejó que se construyera el terminal dijo Nolberto Salamanca.

Luego de los estudios técnicos, asesorados por los ingenieros de vías y transportes, se compró un lote de 30 mil metros cuadrados, ubicado entre la autopista con la Avenida de las Américas, por un valor de 52 millones de pesos. Pero el egoismo y la política dijeron que yo no podía gerenciar la empresa por que no era ingeniero y se paró la obra , afirmó Nolberto Salamanca al referise a la agonía del proyecto del terminal.

Una propuesta de préstamo por un valor de 700 millones de pesos del Fondo de Desarrollo Urbano de Bogotá destinados al proyecto, se esfumó y ni hicieron ni dejaron hacer nada dijo don Nolberto quien añadió que ahí quedó el lote, faltan cancelar 20 millones de pesos, pero el actual alcalde Héctor Julio Becerra no ha mostrado interés .

En la actualidad, no hay nadie que solucione la situación del terminal del transporte a pesar que se puede rescatar un lote bien ubicado. El Concejo mantiene en silencio el tema.

Mientras tanto, Nolberto Salamanca, quien ha dedicado toda la vida a impulsar las empresas del transporte, espera poder ver, al menos en sus últimos años, un terminal de transportes del primer puerto terrestre de Boyacá, y un transporte urbano organizado como lo tiene Bucaramanga, Cali o Pasto donde da gusto verlo .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.