Secciones
Síguenos en:
FILATELIA AL DÍA

FILATELIA AL DÍA

1. Mitos y leyendas. El detallado relato que iniciamos en esta entrega no es, por increíble que parezca, ni un mito ni una leyenda. ya quisiéramos que lo fuera y que resultara ser más bine producto de nuestra imaginación o de una rara pesadilla nocturna.

Hace ya varias semanas un amigo nos trajo una noticia extraoficial , es decir, fruto del comentario que había dejado caer alguien (no sabemos quién) dentro del medio filatélico de esta ciudad.

Según nos comentó el amigo, iba a salir una espectacular serie colombiana de cuatro valores, con dibujos de Al Vivero (de quien ya hemos tenido la bellísima interpretación de la hojita de los Derechos Fundamentales de 1993) y que se llamaría Mitos y leyendas colombianos.

La serie sería impresa en plieguitos coleccionables de cuatro series iguales con valor facial para cada estampilla, de 750 pesos. Estaba seguro de que la cantidad de series programada iba a ser de 200.000.

Al recibir esta información, nos apareció una curiosidad e interés excepcionales. No era para menos, ya que habían dos razones que despertaban enorme expectativa filatélica: el valor facial de la emisión para el coleccionista de Colombia: una hojita de 16 valores sueltos de a 750 pesos ( 12.000 pesos) y una hojita coleccionable, numerada para acompañarla (otros 12.000 pesos). El total que habría que gastar para llenar las dos páginas correspondientes en el álbum de Colombia para le misión iba a ser de 24.000 pesos.

La segunda razón se refería, claro está, a la escasa tirada de solamente 200.000 series. Una bicoca. Qué tal valorización en corto plazo? La noticia, en caso de ser verdad, iba a ser una verdadera bomba , para beneplácito de todos los aficionados a las estampillas de Colombia.

Fue entonces cuando supimos que la emisión ya estaba impresa y que su fecha de lanzamiento sería en pocos días. Más intrigados todavía, investigamos y como consecuencia tuvimos en nuestras manos, durante algunas horas, un ejemplar de la serie. Lo que vimos resultó ser una emisión filatélica muy distinta a lo que imaginábamos y tan equivocada en sus conceptos básicos que nos puso en guardia ante un hecho cumplido que por sus características le iba a hacer mucho daño a la filatelia colombiana. Esperen ustedes la continuación de este apasionante relato de suspenso estilo Hitchcock.

2. Acabemos con la chismografía. No resulta nada saludable aceptar en nuestro medio filatélico la actividad persistente de un filatelista-comerciante, inventando y desparramando información confidencial, verdadera o falsa, que recoge por ahí. Ponemos en guardia a todos para que se abstengan de hacerle comentarios a Rodrigo Uribe si ustedes quieren evitar el riesgo de verse involucrados en chismes que, por su carácter a veces malsano pueden perjudicarnos injustamente.

3. No venden estampillas. El doctor Homero Cáceres T. nos ha escrito informando que desde enero pasado las oficinas de Avianca no quieren enviar estampillas a los expendios postales de Buga (Valle). Cuenta que solamente usan máquina porteadora y pregunta a qué se debe ese irrespetuoso y abusivo trato al usuario . Como filatelista, el doctor Cáceres comente (con toda razón) que no está pagando por un horrible sello de porteadora sino por bellas estampillas postales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.