Secciones
Síguenos en:
LOS COMPUTADORES NOS VIGILAN

LOS COMPUTADORES NOS VIGILAN

Aquí está frente a ustedes. La Connectix Quickcam para computadores Macintosh y Windows es una cámara de video con escala de grises que se asemeja a un globo ocular de gran tamaño con pecas y una cola.

La cámara, más pequeña que una bola de béisbol, trae un micrófono incorporado y una base en forma de pirámide. Para tener una idea de cómo luce encima de un computador, fíjese en el diseño del dorso de un billete de un dólar.

O mejor, fíjese en el dorso de 99 billetes de un dólar, que es lo que cobran muchos catálogos en Estados Unidos por este pequeño artefacto. Por menos de cien dólares, los usuarios de computador pueden experimentar con la producción de multimedia o la simple teleconferencia en video, sin endeudarse demasiado.

Sus versiones para Macintosh y Windows son casi iguales, excepto que el modelo Mac se conecta a un puerto serial, mientras que el modelo de Windows requiere el puerto de impresora (paralelo). Solamente ensayé el modelo para Macintosh, porque en la actualidad es la plataforma superior para el trabajo de multimedia. Por ejemplo, para darle sonido a las películas de Quickcam, las máquinas Windows tienen que agregar una tarjeta de sonido, mientras que el Macintosh tiene el sonido incorporado.

No se puede comparar una Quickcam con una cámara de video de alta calidad y ni siquiera con una de video estático como la Quicktake de Apple. Las imágenes de video que captura la Quickcam para presentar en la pantalla del computador son pequeñas, temblorosas, con grano grueso y están limitadas a 16 tonalidades de gris (escala de gris de cuatro bits, en la jerga de los computadores). Se dice que Connectix está desarrollando una Quickcam a color, pero no se ha establecido una fecha para su despacho.

Así que no es perfecta. Pero muchos propietarios de Quickcam están dispuestos a perdonárselo a cambio de poder capturar video en vivo por 99 dólares.

Y qué más hace? La Quickcam captura imágenes en forma digital, lo cual significa que no requiere una tarjeta costosa para convertir la señal, a diferencia de las cámaras convencionales que capturan video en sistema análogo. Todo lo que se necesita para crear y reproducir video en un Macintosh está contenido en la base triangular de la cámara Quickcam.

A través de diferentes opciones se puede arreglar la imagen, eliminando los saltos de video al capturar más cuadros por segundo. Esto, sin embargo, reduce el tamaño de la imagen en la pantalla a un cuadro de 60 por 80 pixels, un poco más grande que una estampilla. Al ampliar la imagen a 240 por 320 pixels, la velocidad se reduce a cuatro cuadros por segundo.

El globo ocular no parece tener cómo compensar los cambios en la iluminación, así que se requiere una habitación bien iluminada (ojalá con luces convencionales en lugar de luces fluorescentes) o un escenario con luz día.

La Quickcam también funciona con los más recientes computadores portátiles Macintosh Powerbook y Duo. Llevar a la playa un computador portátil y una cámara de video en forma de globo ocular puede parecer un poco extraño, pero definitivamente es una buena forma de conocer gente.

La calidad del sonido del micrófono que viene incorporado en la cámara tampoco es adecuado y en mi Mac, la imagen de video se deterioró cada vez que se agregaba sonido.

Si desea información adicional acerca de Quickcam, diríjase a Connectix en San Mateo, California en el teléfono (800) 950-5880. La dirección de Internet es quickcam(at)connectix.com.

* New York Times News Service Trucos de película Un truco divertido consiste en unir la imagen de la Quickcam a un protector de pantalla que viene incluido con la cámara. Cuando el computador está inactivo durante algunos momentos, la pantalla se llena con la imagen que la cámara esté viendo en ese instante.

Es posible que algunos usuarios de la Quickcam se diviertan utilizándola como una cámara de seguridad, haciendo grabaciones periódicas de imagen cada cierto tiempo. Quién ha estado revolviendo su escritorio? El globo ocular lo sabe.

Y un truco aún más avanzado para los usuarios avanzados de Macintosh consiste en conectar la Quickcam a una aplicación experimental de software que se encuentra en Internet, llamada CU-Seeme, o teleconferencia simple de video. CU son las iniciales de la Universidad de Cornell, donde se desarrolló el programa. El software está disponible a través del protocolo de transferencia de archivos de Internet (FTP), en la ubicación anónima de Cornell, cu-seeme.cornell.edu dentro del directorio /pub/video/.

CU-Seeme requiere un módem muy rápido, preferiblemente de 28.800 bits por segundo o más, y un protocolo para Internet (IP) de marcación o conexión directa, que no es lo mismo que una conexión a Internet a través de America Online o cualquiera de los demás servicios comerciales en línea.

Y obviamente, una teleconferencia exitosa en video requiere un compañero de CU-Seeme en el otro extremo de la línea.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.