Secciones
Síguenos en:
MÁS PRUEBAS CONTRA NARANJO

MÁS PRUEBAS CONTRA NARANJO

El alcalde de Medellín, Sergio Naranjo, deberá explicar a la Fiscalía las evidencias que demostrarían que durante su gestión en el club de fútbol Atlético Nacional, Pablo y Roberto Escobar, líderes del desmantelado cartel de Medellín, intervinieron en el manejo de esa institución deportiva.

Según las pruebas que la Corte Suprema de Justicia recaudó dentro del expediente en el que se indagó preliminarmente una denuncia por injuria y calumnia presentada por Naranjo, el cartel habría influido en los destinos del equipo de fútbol entre 1990 y 1992.

Según fuentes oficiales, existe información que advierte sobre dos conversaciones en las cuales los hermanos Escobar Gaviria intervinieron en decisiones de contratación de futbolistas.

La primera prueba advierte sobre una llamada hecha por Pablo Escobar al presidente del Nacional Naranjo en ese entonces en la que autoriza la venta de Faustino Tino Asprilla para el fútbol internacional.

En otro testimonio, al parecer grabado, Roberto Escobar habla con un dirigente del Nacional para que se revoque la decisión de suspensión contra René Higuita, impuesta por los técnicos del equipo por una falta disciplinaria del jugador.

Las pruebas de la Dirección de Policía Judicial e Investigación (Dijín), podrían verificar el registro declarado de bienes de Naranjo por sumas de dinero inferiores al valor real.

Uno de esos casos supuestamente sucedió con un apartamento de Naranjo en el sur de Medellín, cuyo valor es de 350 millones de pesos y fue declarado por 168 millones de pesos.

Otras pruebas que la Corte Suprema enviará a la Fiscalía como aporte a la indagación preliminar que se adelanta contra el alcalde de Medellín por supuesto enriquecimiento ilícito, al parecer demuestran la infiltración de dineros del cartel de Medellín en las finanzas del Atlético Nacional.

Las pruebas que la Corte remitió a la Fiscalía fueron recopiladas durante la averiguación preliminar adelantada para establecer una supuesta calumnia e injuria de la que habría sido objeto Naranjo por parte de la senadora Piedad Córdoba.

Al final de esa averiguación, la corporación no encontró fundamentos para que la acción procediera y se inhibió de investigar a la parlamentaria. En cambio, justificó la indagación preliminar que intenta establecer el presunto enriquecimiento ilegal del Alcalde de Medellín.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.