Secciones
Síguenos en:
SOLIDARIDADES MUY DICIENTES

SOLIDARIDADES MUY DICIENTES

No es sólo porque se trata de la viuda de Guillermo Cano. De tiempo atrás, Ana María Busquets ha dado pruebas de ser una mujer decidida y valerosa. Recientemente me correspondió compartir con ella en 1993 el jurado de los premios nacionales de periodismo Simón Bolivar, y recuerdo sus criterios profesionales para calificar a los concursantes. Su principal cualidad: no tragar entero.

Y es que, ni ayer ni hoy, Ana María Busquets de Cano ha tragado entero. Ella, que ha sido como nadie víctima directa de los golpes del narcotráfico, escribió el lunes una columna muy atinada en El Espectador, en medio del huracán de extraños intereses, para nada claros, que sacude al país desde hace varios días. Y, como digo, Ana María no solo no traga entero, sino que cuestiona los hechos. Hechos como el del famoso maletín que dejó por ahí Rodríguez Orejuela. Qué tan raro dice que un maletín tan importante se dejara olvidado, como si apenas llevara las medianueves del día. No se necesita ser Poirot para notar el propósito . Y seguidamente agrega este aleccionante y elocuente párrafo: No siempre hay lógica, ni buenas intenciones para llegar a hacer claridad sobre un asunto en el que nadie con honradez puede decir que conoce la verdad. Algunos medios y los que no lo son están perdiendo la cordura, y hay tal cantidad de cuentos y enredos con pruebas y (documentos) ficticios que llegan a perjudicar la honra y la vida de mucha gente .

Por estos días se cumple un aniversario más de la muerte de Luis Carlos Galán. Como ocurre por desgracia con todos quienes, como Galán, han sido asesinados en esta lucha contra el flagelo de la droga, su memoria apenas se evoca aun por los investigadores de turno durante estas fechas conmemorativas, y pare de contar.

Recuerdo la preocupación de Galán cuando Samper fue víctima de un atentado junto con José Antequera, que por poco le vale la vida, como le costó a éste último. Qué ironías! Ahora se dice que, además de que el actual Presidente intercedió ante gente del Cartel de Cali para que Pablo Escobar lograra soltar a su hermano Daniel de un secuestro que nunca ocurrió, Ernesto Samper fue trasladado a los Estados Unidos, para su convalecencia, gracias a dineros de la mafia.

Me pregunto: frente a todo este sartal de mentiras que salpican honras y nombres, no estaremos expuestos, ahora, a todo tipo de montajes, para conformar presuntas pruebas sobre posibles vínculos con tales dineros sucios, en razón de la batalla que exitosamente ha librado el Gobierno con su principal cabeza al frente de las acciones del propio Bloque de Búsqueda contra el Cartel? No fue de ello víctima, acaso, otro colombiano ilustre, el ministro Rodrigo Lara Bonilla, cuando fuerzas oscuras de la mafia le tendieron una celada, mediante un cheque en el que aparecía como beneficiario directo? Quién podría decir con justicia que Lara Bonilla era un instrumento al servicio del narcotráfico, cuando, antes y después de ese episodio, libró la más dura guerra, la que a la postre pagó también con su vida? No voy a incurrir en la defensa del señor Santiago Medina, pero tampoco seamos maniqueístas. Su ingreso hoy tan lamentado a la campaña samperista no fue por capricho o por simple presunción de que era un buen recaudador de dineros, sino por su trayectoria en estos menesteres. Fue al lado de la familia Galán Sarmiento, precisamente, donde Medina se inició en las labores de tesorero; allí adquirió la confianza de personas de bien que sirvieron como antecedente para que el país decente creyera en su probidad y competencia. Y después de que trabajó en la campaña de Gaviria así no hubiera sido tesorero, y en su Gobierno, así hubiera salido peleando con éste ( por qué?), fue nombrado director de la revista Aló Casa, por iniciativa si mal no recuerdo de su amigo Andrés Talero, gerente en ese entonces de la Revista Aló.

Hoy todos, o muchos, nos sentimos engañados y defraudados; y necesariamente unos más que otros, como fueron quienes trabajaron a su lado. Pero creo de buena fe que no por eso la familia de Galán puede pensar que aquí hubo una especie de contubernio deliberado y consciente entre algunas de las acciones de Medina como tesorero y sus llamados jefes jerárquicos, en la campaña.

De lo contrario, estoy seguro que figuras tan pulcras y prestantes como Gloria Pachón, viuda de Luis Carlos Galán, o como Augusto, hermano de éste, actual ministro de Salud (funcionarios, además, que ocupan sus puestos en virtud de capacidades profesionales propias, y no por herencia adyacente , como juzgan algunos columnistas maledicentes), no estarían cohonestando con su presencia en el Gobierno la conducta moral que algunos interesados pretenden descalificar, de quien precisamente hoy lo preside. Ni tampoco el doctor Valdivieso Sarmiento actual Fiscal habría estado vinculado activamente a la campaña del candidato, en Santander, si hubiera sospechado siquiera aquiescencia o tolerancia en el recibo de ciertos recursos. Esos que hoy se cuestionan, y que no se descarta que pudieron entrar; pero no con el aval del aspirante presidencial, sino a sus espaldas, como lo ha dicho.

Cuando se libra una guerra tan abierta y dura contra el narcotráfico, los costos no son ni mucho menos gratuitos. Sino impredecibles, según estamos viéndolo. Así exactamente le ocurrió a Rodrigo Lara. Y, como dijo Samper en Barranquilla ante la asamblea de Fedemetal, el problema no es que se llegue a la verdad sino que se saque la verdad de su contexto , frente a un tema tan lacerante y complejo como la filtración de dineros calientes.

Si el Presidente es culpable, que asuma sus responsabilidades. Sean cuales sean. Pero, antes, que se escudriñen esas responsabilidades hasta la empuñadura, y él, además, se defienda, con valor y decisión.

Por eso lo importante es aclarar quiénes, verdaderamente, estaban envueltos, y quiénes, verdaderamente, fueron engañados en todo esto. Que es la tarea que les corresponde asumir serena e imparcialmente, en cada caso a las instancias legales correspondientes. Si las dejan.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.