Secciones
Síguenos en:
YELTSIN ELOGIA ACUERDO DE PAZ EN CHECHENIA

YELTSIN ELOGIA ACUERDO DE PAZ EN CHECHENIA

En su primer discurso televisado al país desde que fue hospitalizado por problemas cardíacos el presidente ruso, Boris Yeltsin, desde un sanatorio en las afueras de Moscú, saludó como una posibilidad real de paz el acuerdo firmado el domingo pasado entre rusos y chechenos para poner fin a los siete meses de guerra en la pequeña república del Cáucaso.

A diferencia del primer ministro, Viktor Chernomoridin, quien ha estado detrás de las negociaciones que precedieron la firma el domingo de un acuerdo ruso-checheno que decreta un cese total de fuego a la guerra de siete meses en Chechenia, el intercambio de prisioneros y el desarme gradual de los partisanos independentistas y la retirada por etapas de las tropas rusas, el presidente Yeltsin no declaró terminada la guerra. Más cuidadoso, dijo que por primera vez en muchos meses aparece la posibilidad real para un completo cese de las acciones militares y el establecimiento de la paz en la República de Chechenia . Y añadió que la firma de los acuerdos militares abre el camino para hacer elecciones democráticas .

Acto seguido aclaró que el desarme de las bandas ilegales , como la terminología oficial rusa declara a los partidarios del general-presidente de Chechenia, Yojar Dudayev, será la base para la salida de las tropas rusas que desde el 11 de diciembre pasado combaten contra los independentistas chechenos.

El acuerdo, puramente militar, satisface casi completamente a la parte rusa y evidencia la difícil situación en que están los partisanos chechenos, después de siete meses de combates contra todo un ejército que han dejado semiderruida la república. Los chechenos se comprometen a desarmarse, dejando pequeñas fuerzas de policía local propia, y a ayudar a perseguir al jefe del comando que tomó varios miles de rehenes en Budenovsk el mes pasado exigiendo la apertura de estas negociaciones. Los rusos dejarán dos brigadas (100 tanques y 200 blindados y hasta 6 mil hombres cada una), y, como se felicita un observador militar en Moscú, no reconocen la independencia de la república, ni suspenden la orden de captura contra su presidente Dudayev.

Dudayev, sin embargo, anunció ayer que, salvo pequeñas divergencias, respalda los acuerdos. Sus jefes militares ya dieron orden de proceder al intercambio de presos. Y, según Yeltsin, el desarme se habría iniciado en el día de hoy.

La intervención del presidente, cuidadosa pero optimista, refleja que por primera vez la guerra en Chechenia puede estar ante el comienzo del fin.

El destino de Dudayev, presidente para los chechenos y criminal de Estado para los rusos, está en suspenso. El acuerdo militar empieza a aplicarse. Pero las diferencias políticas, pese a la evidente situación de derrota en que están los chechenos, puede provocar una reanudación imprevista de las hostilidades.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.